Bates Motel 3x03 'Persuasion' - Review


Acercándonos poco a poco al ecuador de la temporada, el pasado lunes, día 23, se emitió el tercer episodio de Bates Motel. Bajo el título "Persuasion", este episodio habla de la forma de Norman trata de convencer con argumentos poco creíbles a Norma de su inocencia. Sabremos qué ha sido de Annika pero, claro está, únicamente estaremos ante la punta de un iceberg. Tenemos la reserva hecha. ¿Nos acompañas?
Elenco del episodio.


En episodios anteriores de Bates Motel... Annika llegaba al motel con la intención de quedarse durante un par de noches allí. Estaba invitada a una fiesta en el exclusivo club de caza Arcanum. Pero, tras acudir a una cita con un misterioso amigo, la joven se encuentra en paradero desconocido y Norman es la última persona que ha estado con ella. Este hecho comienza a atormentar a Norma que, además, ve impotente como su negocio puede irse a pique con la apertura de la nueva variante. Dylan, por su parte, comienza a ser su propio jefe en el turbio negocio de la droga. Para ello cuenta con la ayuda de Caleb, su padre. Pero, para muchos, este negocio no trae más que problemas...

La chica del lago.


En un día de pesca, unas personas descubren un cuerpo sin vida flotando en el lago de White Pine Bay. Todo parece indicar que se trata de Annika Johnson. Norma, acude a la morgue municipal alertada por la llamada de Romero. Debe proceder a la identificación del cuerpo de la joven. Pero, una vez que llega al depósito de cadáveres, se da cuenta de que la chica que está en la camilla no es su inquilina, no es Annika.


Afectada por lo desagradable del asunto, Norma llega al motel. Norman se encuentra esperando a su madre nervioso. Todo nos hace pensar que él está detrás de la desaparición de Annika: desde sus miradas a su evidente estado de nerviosismo. Norma se limita a decirle que la chica encontrada no era quién ella creía y Norman parece respirar aliviado. Por el momento.

Psicología.


Norma acude a la Universidad al matricularse en un curso de psicología. Los recientes acontecimientos con Norman y su implicación en terribles hechos, hacen que la mujer quiera iniciar un curso para, aparentemente, poder comprender lo que está pasando por la mente de su psicótico hijo.

Pero nada es como ella misma esperaba. En un encontronazo con el profesor que imparte el curso, Norma abandona la clase y, minutos después. es abordada por el maestro quién, tras comenzar a psicoanalizar a Norma, le entrega una tarjeta para que ella acuda a su consulta. Aunque en un primer momento la tira, Norma recupera la tarjeta. ¿Irá ella a terapia o será Norman quién se siente en el diván?

Arcanum Club.

Emma quiere mostrarse hermosa y, para ello, no duda en ponerse sus mejores galas para ir a trabajar. Una vez que llega a su puesto de trabajo, habla con Norman acerca de la ausencia de noticias sobre Annika.


En el Arcanum Club se encuentra Romero quién, como de costumbre, es el ajo de todas las salsas y parece que todos los negocios, turbios o no, de la ciudad están relacionados con su persona. En una de las visitas, Romero habla con Bob Paris (Kevin Rahm) sobre la misteriosa chica aparecida en el lago. Una joven de poco más de veinte años y atractiva. Romero se pregunta si alguna chica de esas características ha faltado de la fiesta organizada por Paris. Una fiesta sexual que, para el hombre, es indicativo de algo bueno. Es una forma de disipar las dudas y hacer que la DEA aparezca en la ciudad y acabe con el negocio de la droga en la localidad. Todo el mundo está metido en el oscuro mundo del tráfico de drogas y, seguramente, estas fiestas guardarán un inequívoco enlace directo con el mundo de la marihuana y otras sustancias. La idea de Paris es sencilla: si Romero no hace la vista gorda con el crimen de la joven, se hará una nueva elección de sheriff y Romero será despedido. Pero estas amenazas no amedrentan al policía y decide comenzar a investigar las causas de la muerte de la joven.

Para ello acude a casa de los Bates para hacer unas preguntas a Norman. Aunque Norma parece no estar dispuesta a permitirlo, Norman accede a entrevistarse con el policía y, punto por punto, corrobora las palabras de su madre: él únicamente acercó a Annika al restaurante y no sabe nada más. Romero le pregunta si conoce a la chica del lago o si ha oído hablar de Bob Paris pero Norman niega cualquiera de las dos cosas. Pese a que son interrumpidos por Norma, comenzamos a ver como Norman se rebela contra su propia madre. Ha decidido tomar las riendas de su vida y no duda en humillar a su madre delante de Romero. 

Una vez a solas, Norma increpa a su hijo la actitud tomada ante el sheriff. Es cuando el desequilibrado joven explota y comienza a faltar al respeto a su madre. No entiende por qué ella ha tenido que contarle todo al policía. Como sucede con los desequilibrados, muchos niegan tener problemas mentales y culpan a sus allegados de todo. Usando su poder de persuasión, Norman usa esa baza y descarga toda la culpabilidad sobre su madre. La acusa de ser ella la que tiene serios problemas y de estar cansado de que ella piense que su hijo necesita ayuda. El poder de la persuasión: embaucar a alguien para que crea lo que tú quieras que crea. Y de este modo, salirte con la tuya.

Coacción.


Bob Paris no tarda en cumplir su amenaza. En una de las reuniones con sus hombres, Romero se entera de que la chica encontrada es Munsey Davis, de 22 años y originaria de Omaha. En los últimos once meses, había acudido a la ciudad para asistir a fiestas privadas por las que cobraba diez mil dólares por fin de semana. Además, se encontró un perfil suyo en una conocida página en la que las prostitutas ofrecen sus servicios.

Esta reunión es interrumpida por Marcus Young (Adetomiwa Edun). El hombre se presenta ante Romero como uno de los candidatos a ser el nuevo sheriff. Romero, a sabiendas de que ese momento iba a llegar, echa al hombre del despacho. ¿Será relegado de su cargo el corrupto sheriff?

Construyendo un futuro.


Dylan continúa pasando sus horas en la cabaña en la que comenzará a traficar con marihuana. Caleb, su padre, está instalado allí con la intención de ayudarle. Durante la construcción de un granero, Caleb, pese a la negativa de Dylan de ser ayudado económicamente por él, adquiere una madera de buena calidad para el cobertizo. Usando el dinero de la venta de la casa de su finada madre, Caleb intenta echar la culpa a Gunner pero Dylan pilla esa mentira aunque accede a ser ayudado por su padre/tío.



Mientras trabaja en el motel, Emma recibe a una chica que trae un pedido para Dylan. Un cargamento de plantas de marihuana que terminarán en la cabaña de Dylan. Emma recoge la mercancía y se la lleva a Dylan a la cabaña. Una vez allí, se reencuentra con Gunner y conoce a Caleb, el hermano de Norma. Pero Dylan le advierte de que no cuente nada de lo que ha visto en la cabaña a nadie.

El poder de la persuasión.


Norman se encuentra afectado por los recientes acontecimientos con su madre y se refugia en Emma. Le cuenta todo lo acontecido y persuade a la joven asegurando que su madre piensa que él tiene un problema y que está harto de tener que aguantarla. Vuelve a acusar a su madre de controlarlo las 24 horas del día y de hacerle creer que todo lo que hace está mal. Un ataque de locura del joven que, tras discutir con Emma, seguirá con Norma.

El joven Bates no puede entender como Norma le acusa en silencio de todo: desde ser el asesino de Blaire Watson hasta lo de la chica del lago o Annika. Norman, inmerso en su locura, comienza a gritar a su madre de que ella es la culpable de todo. Una vez descargada su furia, Norman se encierra en el baño y los fantasmas aparecen,



Norman ve a su madre, vestida de forma diferente, detrás de él. Ella le recuerda como, cuando estuvo secuestrado, pudo recordar lo que había pasado realmente con Blaire y le invita a sumergirse en el agua para encontrar así las respuestas y la falta de recuerdos de lo que pasó con Annika. Antes de meterse en la bañera, Norma asegura que ella fue la que mató a la profesora y que Norman es inocente.



Cuando se sumerge en el agua, descubrimos que toda la escena ha sido fruto de la perturbada mente del joven. Norma no es la asesina, sino que fue él, como ya sabíamos, quién mató a Blaire Watson.


Minutos más tarde, Norma quiere disculparse con su hijo pero, para poder entrar, tira la puerta abajo y saca a su hijo del agua. No ha tenido las visiones y nos quedamos sin saber nada de Annika. Pero la duda enfrenta a Norman cuando se pregunta si él realmente pudo haber matado a la joven.

Annika.


Norma sale corriendo de la casa y se refugia en la oficina del motel para llorar. Es entonces cuando llega un coche. Annika se baja de él. Tiene un disparo en el estómago y cae inconsciente en los brazos de Norma.... ¿Qué ha pasado con Annika?



AUDIENCIAS DEL EPISODIO.

Según podemos leer en tvbythenumbers, la serie obtuvo esta semana un 0.8% en demográficos sobre la franja 184/49 años con 1.922.000 espectadores que siguieron el tercer episodio de la serie. Unas audiencias que parecen no acompañar a la serie. Pero es pronto para decantarse por una cancelación o renovación de la serie.

OPINIÓN.

Va mejorando. Este tercer episodio se muestra un poco más ágil que sus antecesores y, al fin, comenzamos a entrever aquellos detalles que nos engancharon en las pasadas temporadas.

La locura de Norman va en aumento a la par que la idiotez de Norma crece. Quiero decir que Norma sigue sin querer ver que algo no funciona en la mente de su hijo. Y ese algo parece que pronto estallará en las narices de la mujer.

Esta temporada, a simple vista, todas las tramas de Dylan parecen ser de relleno. Una trama que se le da para sumar minutos en pantalla porque, sino, no puedo explicarme a donde querrán llegar con la historia padre-hijo-droga que nos presentan y que no avanza ni tiene trazas de hacerlo.

En resumen, un buen episodio que mejora sensiblemente con respecto al anterior pero que, al igual que la pasada semana, carece de esa chispa que veíamos en la primera y segunda temporada. Un servidor comienza a cansarse...


COMPÁRTELO

Sobre los comentarios:
El equipo de Llegaron Para Quedarse se reserva el derecho de eliminar todo comentario que contenga:
- Agravios hacia comentaristas y/o responsables de la página.
- Links externos sin autorización.
- Cualquier contenido que pueda considerarse inapropiado.

0 comentarios :