Bates Motel 3x02 'The Arcanum Club' - Review


Bates Motel continúa con su tercera temporada y lo hace con la emisión de "The Arcanum Club". Tras el primer episodio de la temporada en el que, a priori, se sentaban las bases y tramas de esta nueva entrega, Norma y su hijo deben hacer frente a nuevas amenazas, aunque, a veces, esas amenazas duerman bajo tu mismo techo,,,
Primeramente, quisiera pedir disculpas por la tardanza a la hora de traeros el análisis del episodio. Esta pasada semana ha sido complicada y, entre el trabajo y las obligaciones, no me ha quedado tiempo para sentarme y poder ofrecer un buen resultado a los seguidores del blog.

En episodios anteriores de Bates Motel... Tras la declaración de Norman como inocente de la muerte de la Señorita Watson, todo parece ir viento en popa para los Bates. Pero nada más lejos de la realidad. Norman, obsesionado con la maestra y mostrando, por enésima vez, su locura, comienza a ser perseguido por los fantasmas del pasado. La savia nueva ha llegado al motel con Annika. Pero Annika puede ser un eslabón más en la carrera criminal de Norman....


¿Dónde está Annika?

Annika parece estar desaparecida. Las últimas imágenes de la joven las vimos la pasada semana. Annika se disponía a acudir a una fiesta pero, al desconocer el lugar, fue el propio Norman el que se ofreció voluntario para acompañarla hasta el lugar. Pero, caída la noche, únicamente Norman regresó al motel. Y lo hizo en el coche de Annika.


Norma, como cada día, acude a entregar unas toallas limpias a Annika a la habitación número cuatro. Y, de paso, y con la escusa de arreglar la persiana del servicio, Norma aprovechará para actuar: hará lo que sea necesario para que Norman no pueda fisgonear en las ventanas del motel y ver a chicas desnudas. Pero nada sale como ella espera. No hay nadie en el lugar y Norma comienza a preocuparse por el paradero de la atractiva joven.

En la recepción del hotel, Norma habla con Emma pero, como era de esperar, ella tampoco ha tenido ocasión de ver a Annika. En el sótano de la vivienda, Norman se encuentra disecando a una cabra (que había encontrado muerta). Norma le pregunta a su hijo si él ha podido ver o si sabe algo de Annika. Norman le miente asegurando que no sabe nada y quita hierro al asunto afirmando que, con total seguridad, la chica estará bien. ¿Por qué miente a su madre Norman?

Verdades que duelen.



Norma llega al motel y comprueba que Annika sigue sin aparecer. Emma es quién, tras dudar si contar o no lo que sabe, termina confesando que Norman y Annika se marcharon juntos. Desquiciada, Norma increpa a su hijo el por qué de tantas mentiras y le exige que le cuente toda la verdad. Norman asegura que él se limitó a acompañar a Annika a un restaurante del centro. En ese lugar, había quedado con un amigo que la llevaría a una fiesta. Y, como tenía intención de beber, ella misma le había pedido a Norman que llevase su coche de vuelta al motel.



Norma no comprende por qué todas las mujeres de dudosa reputación se acercan a Norman. Él únicamente echa balones fuera diciendo que sólo la acompañó y que no hay nada que temer. Norma le recuerda lo que pasó con Blaire Watson y la cantidad de problemas que tuvieron tras su asesinato. 

La única forma de comenzar a buscar a la joven es yendo al restaurante. Antes de salir, Norman le dice a su madre que Annika es prostituta y que, en realidad, era una chica muy agradable.



Ya en el restaurante, Norma se percata de que su hijo había hablado en pasado de la chica de la habitación número cuatro pero, una vez más, Norman persuade a su madre y ella entra en el comedor para buscar a Annika. Pero nada ha visto ni recuerda a la joven. La consecuencia directa de todo esto es que Norma está empezando a cansarse de los problemas de su hijo. Aunque ella no quiera decírselo a él...

El hombre del otro lado de la colina.

Sin ni siquiera intuir los acontecimientos del motel, Dylan continúa empeñado en rescatar el negocio de la droga en White Pine Bay. Con la ayuda de Gunner, que ha ideado un mecanismo para traer agua desde el lago hasta la cabaña, Dylan comienza a ejercer de dueño y señor del cobertizo. Y lo hace con una ayuda extra inesperada: Caleb ha sido invitado a quedarse en la cabaña y ayudar a su hijo. Tras la jornada, Gunner, Caleb y Dylan toman unas cervezas cuando son sorprendidos por un perro que ataca a la mascota de Gunner. Sin dudarlo, Caleb mata al can de un disparo y oculta su cuerpo.



A la mañana siguiente reciben la visita de Chick (Ryan Hurst). El hombre busca a su perro. Tras unas palabras con tono amenazante, Chick abandona la cabaña. A la mañana siguiente, Caleb y Dylan deciden confesar que ellos mataron al perro y, de este modo, crear un clima cordial entre vecinos. Pero su sorpresa será mayúscula cuando descubran que, en realidad, Chick no buscaba a ningún perro, sino que estaba tanteando las actividades que sus nuevos vecinos llevaban a cabo en la finca. Una serie de amenazas de ciernen entre los tres hombres y Caleb, mostrando su verdadera cara, advierte al extraño hombre que harán lo que quieran y prohíbe cualquier contacto entre ellos.






The Arcanum Club.



Annika sigue en paradero desconocido y Norma empeñada en dar con ella. Las respuestas o pistas sobre su desaparición pueden estar en la habitación que ella tenía alquilada en el motel. Emma y Norma deciden entrar para curiosear entre las pertenencias de la joven. Aparte de objetos propios de su profesión, únicamente encuentran una invitación para una fiesta celebrada en el "Arcanum Club". 



Norma decide tirar del hilo y, suplantando a Annika, llega al escenario de la fiesta. Pero es imposible entrar sin una contraseña. Norma se las ingenia para colarse en el interior a través de unos muros. En una de las casas aledañas a la mansión, descubre a unas mujeres manteniendo relaciones sexuales con hombres en una especie de orgía mientras, sentado en una butaca, un tercer hombre mira la escena flanqueado por dos mujeres. Norma es sorprendida por Romero y no tiene otra salida que contarle la verdad sobre lo sucedido con Annika. Romero se ofrece para buscar a la joven desaparecida y Norma decide regresar al motel.

Primera cita.



Emma y Norman son pareja. Y, como todas las parejas de su edad, deciden empezar a hacer cosas "de novios": un cine, una cena,,, Una cita. Los dos jóvenes acuden a un restaurante a cenar y comienzan a hablar de sexo, de la experiencia de cada uno y de lo que pueden hacer siendo pareja formal. En realidad, esta repentina actuación de Norman parece que responde a su deseo por calmar a su madre. Y, aunque no llega a decirlo, escoge a Emma tras el agravamiento de su fibrosis quística. Sea como sea, la cita es un éxito y, tras el primer beso, Emma deja a Norman en el motel.

Norma regresa a casa y descubre un cartel que anuncia la próxima inauguración de la variante que hará que se arruine. Cuando la carretera deje de pasar por su motel, será el final de su sueño. A modo de venganza y dejándose llevar por la ira, Norma se empotra contra el cartel y lo tira al suelo. Cuando Norma llega al motel se limita a abrazar a su hijo restando importancia al golpe que aparece en el coche.

A flote.

Un cuerpo desnudo aparece flotando en el lago. ¿Será Annika?

AUDIENCIAS.

El segundo episodio de Bates Motel marcó un 0.8% en la franja 18/49 años con 1.912.000 espectadores. Cifras que son inferiores al día del estreno y que marcan un mínimo de temporada para la ficción. Datos recogidos en tvbythenumbers.

OPINIÓN.

Insuficiente. Se echa de menos algo más de acción en esta nueva temporada de la serie. Todo, desde la desaparición de Annika hasta el nuevo negocio de Dylan es insuficiente. O quizás, se muestra demasiado claro por dónde van los tiros. La evidencia de la culpabilidad de Norman es constante y, pese a que puedo estar equivocado, creo que pocas sorpresas nos depara esta trama.

Reconozco que tenía muchas expectativas ante el estreno de la temporada pero, tras dos semanas, éstas parecen ir disminuyendo alarmantemente. Creo que esta serie puede dar un poquito más de sí y jugar mejor sus cartas. Algo que ya vimos en las dos primeras entregas,

Puede que toque esperar algo que cambie las ideas: un giro de guión o algo inesperado. Parece que este año han querido remarcar más lo que insinúan que lo que muestran. Una pena.


COMPÁRTELO

Sobre los comentarios:
El equipo de Llegaron Para Quedarse se reserva el derecho de eliminar todo comentario que contenga:
- Agravios hacia comentaristas y/o responsables de la página.
- Links externos sin autorización.
- Cualquier contenido que pueda considerarse inapropiado.

0 comentarios :