American Horror Story: Teorías quinta temporada - El 'Hotel Cecil'


Continuando con la serie de reportajes sobre los posibles escenarios y tramas de la quinta temporada de American Horror Story, hoy toca el turno de hablar de uno de los hoteles con más misterio e historia negra del mundo: el "Hotel Cecil" de Los Angeles. Lejos de ser un plácido lugar para el descanso, el hotel tiene un oscuro pasado plagado de crímenes, sucesos inexplicables y una larga lista de víctimas que, con el paso de los años y pese a las reformas acometidas en el edificio, sigue creciendo. El merodeador nocturno (Richard Ramírez) y  Jack Unterweger fueron dos de los asesinos que pernoctaron en el hotel. Por otro lado, la Dalia Negra (Elizabeth Short), y más recientemente, Elisa Lam fueron algunas de las personas que, inexplicablemente hasta la fecha, aparecieron muertas en extrañas circunstancias. Tras el salto, encontrarás todo lo que necesitas saber acerca del "Hotel Cecil".

Tristemente, el hotel que hoy ocupa este artículo es conocido por su historia plagada de sangre, crímenes, suicidios y fantasmas. 

Nos remontamos a 1927. Año de construcción de este mítico hotel. Desde un comienzo, las cosas parecieron no ir bien pero, contra viento y marea, finalmente, el hotel pudo ser construido. Un hotel de bajo coste, pensado para ser asequible a todos los bolsillos, tuvo unos comienzos que no hacían presagiar su futuro teñido de dolor y sangre.

Según laobserver, la Dalia Negra estuvo en el hotel horas antes de su muerte,  Pero ¿quién fue Elizabeth Short?

La Dalia Negra.



Más conocida como "La Dalia Negra", Elizabeth Short (29 de julio de 1924 - 15 de enero de 1947) fue víctima de un asesinato atroz. Su muerte conmocionó a la sociedad de la época e incluso, en la actualidad, sirve como fuente de inspiración para numerosos libros y películas.

El cadáver de Short fue encontrado en el Leimert Park en 1947. Sus restos habían sido abandonados en una zona baldía del parque entre las calles Coliseum y West 39th. Mientras paseaba por el lugar con su hija de tres años, Betty Bersinger halló el cuerpo de la Dalia Negra. Perfectamente lavado y colocado, los restos de la mujer presentaban serias mutilaciones. El asesino, simulando una sonrisa, había cortado la cara de Short desde la comisura de los labios hasta las orejas. Este hecho hizo que, desde ese instante, se conociese a la mujer como "la sonrisa de Glasgow". Pero lo más macabro si cabe sería desvelado a continuación: el cuerpo aparecía descuartizado, su sangre había sido drenada y su corazón, bazo e intestinos habían sido arrancados.

La autopsia certificó marcas de cuerdas en los tobillos  muñecas de la joven. Sin duda había sido maniatada antes de ser asesinada. Incluso se encontraron evidencias de que había sido obligada a ingerir excrementos. Pese a no presentar fracturas, se encontraron moratones en el rostro de la joven y los forenses dictaminaron que su muerte había sido causada por la pérdida de sangre y una fuerte conmoción cerebral.

El 23 de enero de 1947 una llamada anónima, supuestamente del asesino de la Dalia Negra, sacudió la redacción de "Los Angeles Examiner". El responsable de la llamada mostró su preocupación porque el periódico no estaba siguiendo de cerca el crimen. Por ello, prometió enviar pertenencias de Elizabeth Short al editor. Al día siguiente llegó un paquete que contenía el certificado de nacimiento de Elizabeth, fotografías y un libro de direcciones con el nombre de Mark Hansen. Curiosamente, Hansen fue la última persona que vio con vida a la joven y, de este modo, se convirtió en el principal sospecho para las autoridades. Las cartas del supuesto asesino continuaron. El 25 de enero de 1947 se encontró un zapato de Short en un contenedor de basura cerca de la calle Norton. Debido a la notoriedad del caso, la policía se vio saturada con cientos de llamadas de personas que aseguraban ser el asesino de la "sonrisa de Glasgow". El cuerpo de Elizabeth Short fue enterrado en el cementerio Mountain View de Oskland, California. A día de hoy, sigue sin estar resuelto.


Suicidios y asesinatos.

Poco a poco, las habitaciones del hotel fueron convirtiéndose en uno de los lugares con mas suicidios de toda la ciudad. En 1962, tras discutir con su marido, Paulina Orton, de 27 años, terminó con su vida al arrojarse desde la ventana de su habitación. La fatalidad hizo que George Gianinni, un jubilado de 65 años, se cruzase en el camino de Orton. La joven suicida cayó sobre el hombre y lo mató en el acto. Ella también encontró la muerte en ese mismo lugar.

Dos años más tarde se produciría uno de los primeros crímenes sin resolver del hotel. Una de sus inquilinas, Goldie Osgood, fue encontrada muerta en su habitación. Había sido violada, apuñalada y estrangulada. Tras el crimen, el asesino saqueó las pocas pertenencias de la mujer y abandonó el lugar. A día de hoy, este asesinato sigue sin tener un culpable.

Del merodeador nocturno a Jack Unterweger.

La historia seguía escribiéndose con sangre y, nuevamente, el Hotel Cecil se vería envuelto en nuevos crímenes.


Richard Ramírez, más conocido como "El merodeador nocturno" fue uno de los asesinos más despiadados de América que pernoctó en el hotel. Concretamente en una de las plantas superiores era dónde dormía el asesino.

El Merodeador Nocturno (El Paso, 29 de febrero de 1960 - Greenbrae, 7 de junio de 2013) tuvo una infancia complicada y una adolescencia oscura. Creciendo en el seno de una familia desestructurada, Richard fue siempre conflictivo y disfuncional. Su padre era muy violento y continuamente, propinaba severas palizas a sus hijos, en especial a Richard. Su adolescencia se vio marcada por dos hechos cruciales que marcarían su vida. Por un lado, su primo Mike, ex combatiente de la Guerra de Vietnam, mostró a un joven Ramírez unas fotografías tomadas en el lugar de la guerra. En dichas instantáneas, Mike aparecía cometiendo crímenes de lesa humanidad, violando o torturando mujeres. Por otra parte, Richard vio como su primo mataba a su mujer de un tiro de escopeta. La sangre llegó a salpicar el rostro de Ramírez y se desconoce los efectos que pudo producir en su persona pero se cree firmemente que, irremediablemente, fueron artífices del nacimiento del asesino.

El modus operandi de Richard Ramírez era sencillo. Ataviado con ropa oscura y acompañado de un walkman, solía merodear en la oscuridad en busca de sus víctimas. Salir de caza como él mismo afirmaba. 

En sus inicios como criminal, dejaba a muchas de sus víctimas con vida. Se limitaba a torturar y violar a sus presas pero, con su llegada a Los Angeles, su sadismo fue en aumento.

Una vez elegidas sus presas, perseguía a las personas hasta su casa. Cuando ya se habían dormido, el Merodeador Nocturno esperaba fumando en el dormitorio a que despertasen. En ese momento, mataba al esposo de las mujeres y, posteriormente, violaba y asesinaba a las mujeres, Todo ello sin dejar apenas pistas que ayudasen a su detención.

Creyendo estar amparado por Satán y como parte de una evolución en su carrera criminal, Richard comenzó a matar sin ningún cuidado llegando a dibujar símbolos satánicos en las paredes y dejando el arma del crimen en el lugar de los hechos, robando el dinero a sus víctimas y comiendo en el mismo escenario del asesinato.

Una de las últimas víctimas logró salir con vida. Fue violada y masacrada hasta ser dada por muerta. Pero consiguió sobrevivir. Ella misma alertó a las autoridades de que había visto escapar a Ramírez en una furgoneta Toyota de color naranja. Un vecino de la víctima, alertado por lo sospechoso del vehículo, anotó la matrícula y la entregó a la policía. Tras dar con ella y ser examinada, se dictaminó que pertenecía a Ramírez y se dictó una orden de captura contra el hombre. En esos días, el asesino se encontraba fuera de la ciudad. A su regreso, fue reconocido por unos hispanos que lo lincharon en plena calle. Richard Ramírez fue salvado por la policía y detenido.

Fue acusado de 14 asesinatos, 5 intentos de asesinato, 9 violaciones (de las cuales tres fueron a menores), 4 actos de sodomía, 2 felaciones forzadas, 5 robos y 14 allanamientos de morada. Pero, sin duda alguna, lo que pone los pelos de punta son sus prácticas que le ocasionaban bienestar: fue condenado también por dos secuestros a niños. Ramírez solía secuestrar a los pequeños y los abandonaba a cientos de kilómetros de sus casas únicamente por el placer de verlos sufrir, Esta interminable lista de crímenes fue superior aunque se desconoce el número total de delitos, Todo esto debido a la negativa del asesino de cooperar con la investigación.

Tras cuatro días de deliberación, fue condenado a pena
de muerte en 1989. Su destino sería la cámara de gas.


Durante su estancia en la cárcel, Ramírez se convirtió en un fenómeno sexual entre las mujeres y llegó a recibir multitud de cartas de fans que ansiaban conocerle y casarse con él. La elegida fue Doreen Lioy. Creyendo en la inocencia de su idolatrado esposo, comenzó a escribir cartas al hombre y recibiendo respuesta. En la tercera misiva, el Merodeador Nocturno, pidió a Loreen una cita en la cárcel para conocerse. Así, contrajeron matrimonio en 1996 en la cárcel de San Quintín.

La película

Ramírez murió en 2013 de una insuficiencia hepática mientras esperaba ser ejecutado.

Trailer de Nightsltalker, película basada en la historia y documental sobre el Merodeador Nocturno.


Jack Underweger, asesino de prostitutas

Jack Unterweger (16 de agosto de 1951 - 29 junio 1994) fue otro de los asesinos cuya residencia estaba reportada en el Cecil Hotel. 

Hijo de madre soltera de Viena, Jack creció bajo los cuidados de su abuelo. Su carrera de sangre no tardaría mucho en aparecer.  Con 23 años cometería su primer asesinato. Margaret Schäfer, una alemana de 18 años sería su primera víctima mortal. Murió estrangulada con su propio sujetador. Jack fue condenado a cadena perpetua.

Durante su estancia en prisión, comenzó a escribir una serie de relatos que serían llevados al cine. Gracias a su capacidad intelectual, Jack se gano la confianza de amplios sectores de la sociedad que realizaba peticiones de perdón para Underweger. Incluso Elfriede Jelinek, Premio Nobel pidio su libertad. En 1990, tras quince años entre rejas, Jack Underweger fue liberado y siguió matando. Es cuando llegó a Los Angeles y siguió acabando con la vida de prostitutas.

Acusado de acabar con la vida de meretrices de muchos países, el 29 de junio de 1994 fue detenido y condenado a cadena perpetua sin posibilidad de revisiones ni redención. Acusado de la muerte de al menos 11 mujeres, Jack Underweger se colgó en su celda la misma noche que fue declarado culpable. En un símil a lo que hacía con sus víctimas, ayudándose de su cinturón y cordones del calzado, terminó colgándose en el interior de su celda.

El extraño caso de Elisa Lam.



Como hemos comprobado, este hotel tiene, a lo largo de su historia, multitud de sucesos crueles que, desgraciadamente, culminaron en 2013 con el hallazgo del cuerpo de Elisa Lam.



Elisa Lam era una estudiante canadiense que fue noticia a lo largo del mundo tras su muerte en 2013. Lam llegó al Cecil Hotel en enero de ese mismo año. Los trabajadores de la empresa dijeron haber visto a la joven sola y no dieron mayor importancia a los hechos. Pero, alertados por la falta de noticias de la joven, los padres de Lam volaron a Los Angeles para ayudar en la búsqueda de la joven.

Tras la búsqueda infructuosa de Lam, el 14 de febrero se dio a conocer la existencia de un vídeo que mostraba las últimas imágenes de la joven con vida. Correspondían a las cámaras de seguridad de uno de los ascensores del Cecil Hotel. En estas imágenes, se puede ver a una asustada joven que parece estar escapando de algo o alguien. Aunque muchas teorías apuntan a que, debido al pasado del lugar, la joven Lam pudo ser poseída por algún espíritu del hotel. A ciencia cierta no se sabe qué temía la joven y, cuando se supo que era bipolar, se llegó a decir que había sufrido un ataque. Aunque muchos aseguran que esas imágenes son fruto de una persona que ha consumido éxtasis.

Tiempo después, los huéspedes del hotel, comenzaron a quejarse de la poca presión del agua en sus habitaciones. El 19 de febrero se encontró, en el interior de uno de los tanques de agua, el cadáver de Elisa Lam. Las autoridades pidieron que no se consumiese el agua del hotel hasta nuevo aviso.

La autopsia revelaría que no existían indicios de violencia ni de suicidio en su cuerpo. Entonces, ¿cómo llegó a morir la joven?

Os dejamos con un reportaje dedicado a la extraña muerte de Elisa Lam:


Actualmente, el hotel Cecil ha cerrado y ha sido renombrado como Stay on Main. Pinchad aquí si queréis reservar una noche allí...

Para el próximo artículo...  os dejamos una pista: la película "Top Hat".


Agradecimientos a wikipedia, pantlessaley y roadtrippers por la información.




COMPÁRTELO

Sobre los comentarios:
El equipo de Llegaron Para Quedarse se reserva el derecho de eliminar todo comentario que contenga:
- Agravios hacia comentaristas y/o responsables de la página.
- Links externos sin autorización.
- Cualquier contenido que pueda considerarse inapropiado.

0 comentarios :