Sons Of Anarchy 6x11-“Aon Rud Persanta”: Review


Por Alex Crespo.
Nada de intros. Ha sido un capítulo lo suficientemente importante como para andar perdiendo el tiempo. Adentro.


Buff, por dónde empezar. Lo que ha sucedido en este capítulo ha sido tan fuerte, y tan impactante que cuesta encontrar las palabras. Así que creo que lo mejor es ir a lo simple: Clay Morrow ha muerto. La venganza de Jax ha sido completada. El leit-motiv de la serie desde su mismo inicio, desde el momento en que Jax encontró el diario de John Teller, llega aquí a su culminación. Se podría decir que en realidad Clay llevaba muerto desde el final de la temporada pasada, porque en esta hemos visto más a un cadáver en vida que al antaño poderoso e intrigante presidente de los Sons Of Anarchy. Y él mismo lo sabía, sabía que su andadura había terminado, y hasta que llegase el inevitable momento de decirle hola a la Parca, en cierto modo ha tratado de redimir sus pecados y marcharse en paz consigo mismo. Y hacerlo de manera digna, sin suplicar, mirando directamente a la boca del cañón de la pistola que ha acabado con su vida, no sin antes lanzar una última mirada de despedida a Gemma. Conmovedor. La puesta en escena ha estado muy bien llevada, y hay que atribuirle el mérito al director del capítulo, que no es otro que Peter Weller, Barovsky esta temporada y Robocop para la eternidad, y que ya ha dirigido previamente un par de capítulos anteriormente. Como os decía, el silencio de toda la escena, la ausencia de música y de cualquier otro elemento ambiental no hace sino incrementar la tensión del momento. Así de esta forma despedimos a Clay Morrow, personaje principal de la serie, motor de la historia y uno de los personajes más carismáticos que se recuerdan. Se va a echar de menos la inconmensurable presencia de Ron Perlman, que aquí ha compuesto el mejor papel de su carrera, lo que queda de serie. Adiós Clay, ha sido un placer odiarte.


La pregunta es ¿y a partir de ahora qué? Jax ya ha conseguido su objetivo. El plan le ha salido perfecto. Se ha librado de manera definitiva de Gaalan, ha “promocionado” con Connor a un segundo más manejable al igual que hiciera con August, logrando así salir por fin del negocio de las armas como deseaba. He de decir que el movimiento me ha pillado completamente por sorpresa, no me esperaba nada así. Lo que no acabo de entender es el por qué de tangar a Patterson de esta manera, sabiendo que eso va a poner al Club más contra las cuerdas que nunca y el que Tara vaya a la cárcel de fijo. Y el que Juice se haya cargado al poli pasándole por encima no va a ayudar, eso seguro. Si la fiscal ya tenía entre ceja y ceja a SAMCRO, esto es una declaración de guerra en toda regla, y va a poner todos los medios a su alcance, y los que no tenga, para destruir por completo al Club. Y me imagino que ahora con la colaboración plena del sheriff Roosevelt, al que le han matado a uno de sus hombres y cualquier atisbo de simpatía que pudiera sentir por los Sons habrá desaparecido abruptamente. Queda ver ahora si Tara decidirá finalmente aceptar de nuevo el trato y proporcionarle la prueba que necesita para incriminar al Club, dándole la bala que ha extraído de Bobby. Pero precisamente por eso preguntaba qué va pasar a partir de ahora. Muerto Clay, muerto Gaalan, casi conseguido el librarse del comercio de armas, ¿qué nos queda para completar la línea argumental estos dos últimos capítulos y la siguiente, y previsiblemente, última temporada? ¿La persecución de Patterson? ¿El drama de Tara? Poco me parece, así que Kurt Sutter se tendrá que sacar algo de la manga para dar a la serie un digno broche final.


Afortunadamente, con todo lo que ha sucedido en el capítulo, el culebrón ha quedado bastante eclipsado o al menos ha pasado a una nueva fase. Hace falta ver si esa nueva fase merece la pena o no, porque desde luego con escenitas como la del coche con Tara consolando a Gemma me rechinan cosa mala. Y por favor, que el nuevo culebrón no sea Wayne y su cuelgue por Gemma. ¿Qué sentido tiene sacarlo a colación de nuevo? Es más, ¿qué sentido tiene ya el personaje de Wayne en la serie? Si fuera para servir de ancla moral, vale, pero es que ni siquiera eso. Y por otra parte, tras salir de la cárcel, el personaje de Nero ha quedado un tanto apagado, como si no se supiera qué hacer con él una vez resuelto el tema. Estaba convencido de que algo malo iba a suceder con él, pero mucho giro tendrían que meter los guionistas para que esto ocurriese en lo que queda la temporada. De todas formas, en este capítulo todo eso son asuntos de menor importancia, tras asistir a uno, si no de los mejores, sí el más trascendente de la historia de la serie. Todo, el culebrón, la vibrante escena del asalto al furgón, incluso el asesinato de Gaalan queda eclipsado ante la desaparición definitiva de Clay Morrow. Se le echará de menos.


COMPÁRTELO

Sobre los comentarios:
El equipo de Llegaron Para Quedarse se reserva el derecho de eliminar todo comentario que contenga:
- Agravios hacia comentaristas y/o responsables de la página.
- Links externos sin autorización.
- Cualquier contenido que pueda considerarse inapropiado.

0 comentarios :