Sons Of Anarchy 6x08 “Los Fantasmas” : Review

¿Quieres enterarte de todas las actualizaciones al instante?
¡Síguenos en FACEBOOK o en TWITTER, o hazte seguidor del blog!


Por Alex Crespo.
La trampa de Tara ha concluido con Gemma alejada de su prole. Pero como conocemos a la señora Teller, sabemos que la bestia herida es la más peligrosa. Y que su contraataque va a ser brutal. O al menos debería…



Tras los acontecimientos del anterior capítulo, era más o menos evidente que esta entrega se iba a centrar principalmente en las consecuencias de la trampa preparada por Tara y la reacción de Gemma. Y así ha sido, y ahí está el problema: que en el fondo es una trama que cada día me despierta menos interés. Porque cada día la veo menos lógica. ¿Qué nos quieren mostrar lo dura y taimada que se está volviendo Tara? Vale. Estupendo.  Ya lo llevamos viendo unos cuantos capítulos. Y todo el mundo le está advirtiendo del camino que está tomando. Desde Wayne que se baja del barco visto el cariz que está tomando el asunto, hasta Bobby que, sin saber en principio nada del asunto, ejerce de maestro Yoda con la doctora, pasando por la abogada que para lo que la está ayudando jugándose el pellejo, no es que sea tratada de la mejor de las maneras. Os decía que me cuesta encontrar la lógica al plan de Tara, sobre todo cuando haces de Wendy tu pieza clave de todo el asunto, que no es precisamente la persona más estable del mundo y menos ahora, consumida por los remordimientos. Normal que al ser el eslabón más débil, sea la primera a por la que vaya Gemma. Si es que la situación que le describe Gemma a Wendy no puede ser más realista: ella es la única que puede impedir que Jax la mate cuando se entere de todo el asunto. Y se enterará, vaya que sí. Ante eso, la salida de Wendy sólo puede ser el chute que se mete, y que no la va a dejar precisamente en buen lugar para ocuparse de la custodia de los niños. Si es que eso es lo que Tara precisamente pretende, y Wendy no haya sido más que un peón en sus manos para la que nunca ha tenido la intención real de cederle a sus hijos, que a estas alturas tampoco me extrañaría. El contraataque de Gemma va a ser brutal, me imagino, porque pese los consejos de Wayne, Gemma siempre va a elegir la vía chunga. Más aún tras ese intento de conversación con Jax tan rápidamente despachado por el Presi. El pasado puede mucho, y como dice Wayne, la capa de odio de Gemma tapa casi por completo el amor que pueda tener la Old Lady. Va a ser una tragedia de cortes shakespirianos (como toda la serie, vamos), pero insisto, el problema es que a estas alturas me importa poco o nada lo que pueda ocurrir en este tema.


La otra trama del capítulo tampoco es que haya sido un prodigio de emoción. La jugada de la fiscal Pattison de recurrir a la prensa como fuente de presión estaba claro que tenía los días contados, así como su causa contra Nero en el momento en el que salieran los resultados de las pruebas de ADN de la habitación de Toric. Lo único que provoca su estrategia es la muerte de un byz-lat arrollado por un coche que luego resultará ser del padre de uno de los niños asesinados en la escuela, el cual él mismo acaba suicidándose ante la policía. Os juro que sigo sin entender esa escena. Me parece una de las mayores chorradas que se han visto en la serie, de verdad. Y sensaciones parecidas me ha dejado la autoinculpación de Nero. Una cosa es el “honor entre ladrones”, y otra cosa ser un pringado de tomo y lomo. Una cosa es tener aprecio, y hasta cariño por SAMCRO, y otra estar dispuesto a pasar tu vida en la cárcel por algo que no has hecho. Creo que un giro con Nero sucumbiendo a la presión de Pattison y traicionando al Club hubiese sido más interesante que esto. Sobre todo teniendo en cuenta de que todos sabíamos que la causa contra él no iba a ningún lado. Tampoco entiendo mucho el papel de Barosky, pensé que sí que sería por su lado por el que Pattison atacaría a los Sons. Pero otro que, no sé por qué razón, parece que le ha caído bien Jax y se empeña en protegerle arriesgando su “negocio” en ello. En definitiva, me cuesta ver qué peso real tiene la trama de la persecución de la Fiscal Pattison en el devenir de la serie. No me parece más que una distracción que no va a ninguna parte, y que quita un tiempo precioso para lo que debería ser el argumento principal de la temporada, la lucha contra los irlandeses. Y es que tras la muerte repentina e inesperada de Toric, tengo la sensación de que no se sabe hacia dónde se quiere llevar la temporada, apuntando varias líneas argumentales pero sin acabar por decidirse por ninguna. Y quedando cuatro capítulos, me parece algo preocupante, la verdad.


Probablemente ha sido el capítulo más flojo de toda la temporada. Plano, lento, sin chicha, suponiendo un bajón considerable respecto a lo que habíamos visto hasta ahora. Espero que en esta recta final remonte. Mientras tanto, siempre podremos ir a comprar caramelos a la nueva sede de SAMCRO, una tienda de chuches llena de moteros y aspirantes a actrices porno. Ideal.

COMPÁRTELO

Sobre los comentarios:
El equipo de Llegaron Para Quedarse se reserva el derecho de eliminar todo comentario que contenga:
- Agravios hacia comentaristas y/o responsables de la página.
- Links externos sin autorización.
- Cualquier contenido que pueda considerarse inapropiado.

0 comentarios :