Sons Of Anarchy 6x07 - “Sweet & Vaded”: Review

¿Quieres enterarte de todas las actualizaciones al instante?
¡Síguenos en FACEBOOK o en TWITTER, o hazte seguidor del blog!


Por Alex Crespo.
Mucho que comentar en este capítulo, con sucesos de consecuencias imprevisibles. Para adentro.
Casi desde el inicio de la temporada llevábamos especulando con el plan de Tara y sus intenciones.


Poco a poco descubrimos que estaba utilizando a Wendy para conspirar contra Gemma, que pretendía cederla a ésta la custodia de sus hijos si iba a la cárcel, y que tenía la intención de divorciarse de Jax y sacar a sus retoños de Charming, y que para ello estaba compinchada aparte de con Wendy, con la abogada del Club, con su jefa en el Hospital, y recientemente con Unser. Vale, todo eso ya lo sabíamos. 

Lo que no acabábamos de ver era cómo iba a poder llevar todo eso a cabo sin que Gemma o Jax lo impidieran. Y estoy seguro entonces de que ninguno nos imaginábamos, primero, las dimensiones de la estrategia de Tara, y segundo, que todo fuera a estallar en este capítulo. Si ya estábamos observando en Tara unas dotes de manipulación nunca antes vistas, a partir de este capítulo se ha graduado cum laude. La jugada para apartar a Gemma de sus hijos y conseguir que Jax firme alegremente el nombramiento de Wendy como tutora ha sido de sombrerazo. De verdad que en mi vida podía esperar que la doctora alcanzase esas cotas de maquiavelismo, intentando provocar primero una agresión e Gemma y luego fingiendo la misma y lo más grave, simulando perder el bebé que en realidad nunca tuvo. Reconozco que este último aspecto nunca acabé de tenerlo claro del todo, y que había terminado por asumir que era cierto que estaba embarazada. Por eso os podéis imaginar mi pasmo cuando se lanza sobre la mesa. 

Claro que justo ahí ya comprendí toda la jugada gracias a la reveladora autoextracción de sangre de la propia Tara (sí, ya sé que era más que obvio y que era una pista para lentos como un servidor). De todas formas, por muy espectacular y sorprendente que nos haya parecido el momento, el plan de Tara me sigue generando muchas dudas. La primera y más evidente, es cómo va a contrarrestar la ira de Gemma. Porque la cara de ella al verse atrapada en la trampa es da las que acojonarían a cualquiera. No creo ni que Jax sea capaz de frenarla. Y no estoy muy seguro de que quiera hacerlo cuando se entere de la verdad y de cómo ha sido manipulado. Sobre todo cuando vea la demanda de divorcio sobre su mesa y la retirada de custodia de sus hijos. Espero que para esa fase del su plan, Tara tenga bien planeado un plan de fuga, porque insisto, no veo cómo va a poder salir de esta. Y me chirría mucho el que haya un informe médico en el que diga que ha perdido al bebé, cuando éste nunca ha existido ¿Están también todos los médicos compinchados con Tara? Improbable.  Y existe un eslabón muy débil que es Wendy, no muy convencida de lo que acaba de hacer. Tampoco creo que Unser se muestre del todo de acuerdo con el plan de Tara. Lo cierto es que hay que reconocerle el mérito a los guionistas del capítulo, porque han sabido meter un giro de esos que nadie esperábamos y que nos ha dejado con la boca abierta. Ahora hay que ver si saben aprovecharlo, pero por lo que están mostrando esta temporada, yo me quedaría tranquilo.


Mientras que el peso principal del capítulo, o al menos la trama más importante lo han llevado a cabo los “externos” al Club, los muchachos motorizados esta vez han protagonizado la trama secundaria, claramente de relleno porque dudo que los avatares de Venus tengan peso específico en el desarrollo de la línea argumental principal de la temporada. Ojo, que diga que ha sido de relleno no significa que haya sido mala o intrascendente. Todo lo contrario, ha estado muy bien llevada, resultando ciertamente entretenida y por momentos divertida. Si es que se puede calificar así a una trama que incluye abusos infantiles. Personalmente, me ha parecido demasiado rizar el rizo el incorporar el terrible tema de la pornografía infantil para reforzar lo malvada que es la madre de Venus. Creo que no hacía falta incidir tanto y de esa forma para convencernos de que se trata de un ser absolutamente despreciable, a mi modo de ver ha quedado demasiado obvio y forzado. Creo que todos los que vemos la serie somos lo suficientemente inteligentes como para que nos tengan que subrayar las cosas de esa manera tan obvia. Quitando eso, como digo, ha resultado una trama lo suficientemente entretenida como para que merezca la pena la inclusión en el capítulo. Aunque sea sólo por las caras de Tig cada vez que cruzaba la mirada con Venus. Y esa enternecedora imagen final. Ha nacido un amor en SAMCRO, señores.


A todo esto, los muchachos han encontrado un hogar provisional, en una antigua tienda de chucherías en pleno centro del pueblo, con los recelos que ello conlleva en los pacíficos habitantes de Charming. Venga, que si a estas alturas no están curados de espanto después de tantos años conviviendo con los moteros chungos, no sé por qué no se han mudado entonces. Nueva sede y nuevos miembros, incluido Rat que asciende de “Prospect” a miembro de pleno derecho. Lo que no se yo, viendo la esperanza media de vida de los anteriores novatos, si me alegraría tanto. Qué leches, yo de Rat echaría a correr. Lejos. Sin mirar atrás. Y más teniendo en cuenta que la fiscal Patterson sigue empeñada en conectar de cualquier manera posible al Club con la matanza de la escuela. Ya sea a través de Nero, a quien al igual que con Tara intenta infructuosamente que traicione al Club, o a través de Barovsky, el ex-poli corrupto de los muelles. Ahí sí que veo más probabilidad de éxito. Al fin y al cabo, nada le ata a SAMCRO salvo negocios, y cuando las cosas se ponen mal para los negocios, es hora de buscar nuevos socios. Por cierto, el próximo capítulo lo dirige el mismo Peter Weller, alias Barovsky, alias Robocop. Así que me imagino que esta línea argumental irá cobrando fuerza. Y vuelvo a lo que vengo manteniendo tiempo atrás: mal futuro veo a Nero. No sé si acabará finalmente pagando el pato de lo de la prostituta asesinada por Toric, o si la jugarreta de Tara contra Gemma le pondrá definitivamente frente a Jax, o qué pasará, pero veo sangre ahí.


Sin llegar a las cotas de los capítulos 4 y 5, este séptimo capítulo ha mantenido ciertamente bien la tensión y nos ha dejado alucinando con la jugarreta de Tara. Evidentemente, las cosas van a estar más que calientes, y estoy deseando ver a Gemma en acción ya en guerra abierta contra Tara. El choque entre ambas seguro que va a provocar una reacción en cadena nivel nuclear. Gracias a que ya ha explotado previamente el taller, que si no de SAMCRO no iban a quedar ni los cimientos


COMPÁRTELO

Sobre los comentarios:
El equipo de Llegaron Para Quedarse se reserva el derecho de eliminar todo comentario que contenga:
- Agravios hacia comentaristas y/o responsables de la página.
- Links externos sin autorización.
- Cualquier contenido que pueda considerarse inapropiado.

0 comentarios :