Breaking Bad 5x15 - 'Granite State': Review


Por Miss_Whatever, no olvidéis meteros en mi blog para más noticias seriéfilas.

Qué difícil es hablar de Heisenberg a estas alturas. O de Walter White. O de ambos, que se intercambian a cada minuto de capítulo. Queda un capítulo, un sólo capítulo, de la mejor serie que tenemos ahora mismo, Breaking Bad. Y no lo digo yo - que se que sería suficiente -, sino los Emmys, ya que no hace ni 48h que recibió el Emmy a Mejor Drama. Y con razón.

¿Es Walter White o Heisenberg al que hemos visto a los largo del episodio? Parece que ni él mismo lo sabe. El capítulo comienza con otra víctima más de Mr. W, Saul Goodman. Se ha acabado lo de "Better Call Saul!", él también tendrá que empezar una nueva vida alejado de Heisenberg y todo lo que él implica.

Después de cinco temporadas, conocemos ya a Walt, y sabemos que no se rinde tan fácilmente. Puede que haya buscado una nueva identidad, pero aún encerrado en un sótano sigue planeando. Cuando llega Saul, le pide nombres de tiradores para atacar a Todd y los suyos. Le han robado su dinero, todo por lo que siempre luchó, y necesita recuperarlo.

Y no es por su familia, por Skyler, Flynn (dejemos al pobre chaval que se cambie el nombre definitivamente) y Holly como él dice. Es por la avaricia, por el ansia de poder que lo ha llevado donde está. Su recién retirado abogado le aconseja que si realmente quiere ayudar a su familia tiene que entregarse a la policía. Descubrimos que la llamada que le hizo a Skyler fue para ayudarla (esto nos quita el mal sabor de boca que nos dejó la semana pasada), pero eso no será suficiente. En ausencia de Heisenberg, será a Skyler a la que le caiga todo el peso del imperio.


Pero entregarse sería rendirse, perder todo por lo que ha luchado. No habría servido para nada. Walter White piensa que el fin justifica los medios, pero la idea de que todo el sacrificio - más de otros que de él mismo - haya sido en vano es una idea con la que no puede vivir. Y todo por la familia, ¿verdad?

El infierno particular de Walter se plasma con una casa en mitad de la nada, sin internet, televisión, móvil o cualquier forma de contacto con el exterior. New Hampshire, lugar que ya conocíamos del flashforward del S05E01 en la matricula del coche, con un augurero  "Live free or die".  Un barril lleno de dinero y ninguna posibilidad de usarlo. Al sacar el sombrero, Heisenberg sigue ahí. Se lo pone orgulloso y sale de la propiedad para seguir con sus planes. Pero antes de cruzar el umbral se da cuenta de que si sale no tiene futuro, que lo pillarán en 5 minutos. Y con un "tomorrow" que todos sabemos que nunca llegaría, vuelve con la cabeza gacha de un Walter White enfermo.

                             

Y así nos lo encontramos a saber cuánto tiempo después. Demacrado, triste, solo, enfermo. Pagando 10.000$ por un rato de compañía de un perfecto extraño. Viviendo a través de recortes de periódicos de lo que una vez fue su vida. Ha perdido todo lo que una vez tuvo. Cierto que sigue teniendo el dinero, pero ¿de qué le sirve? No tiene el poder que tanto adoraba.

El cáncer y la tristeza están pudiendo con él. Se le cae el anillo, que ya ni eso puede mantener. Se da cuenta de que la situación no puede continuar, tiene que darle el dinero a su familia. Por fin, se atreve a salir de su cabaña, recogiendo los últimos estragos que le quedan de Walter White. 


La llamada con Flynn es devastadora - el mejor momento del personaje sin lugar a dudas, se acabaron los desayunos felices en casa de los White -. Todo por lo que Walt había - supuestamente - luchado es inútil. Aunque consiguiera hacerles llegar el dinero, no solo su familia no quiere nada que venga de él sino que lo quiere muerto. Ya no hay fin que justifique los medios.

"Just shut up. Just stop it. Stop it. I don't want anything from you. I don't give a shit. You killed Uncle Hank. You killed him! What you did... just shut up. Just leave us alone, you asshole. Why are you still alive? Why won't you just die already? Just die."

Puede que este sea el momento más triste de Walter White. Cuando se da cuenta que todo está perdido, que ya no tiene nada por lo que luchar. Ya no tiene familia. Lo mejor que puede hacer es entregarse a la policía, y no hay mejor forma de hacerlo que llamando a la DEA preguntando por el responsable del caso de Walter White y presentándose como Walter White. Pero eso dura poco. Es la última vez que veremos a Walter White. 


La entrevista a Gretchen y Elliot no podía llegar en peor momento. Si fue capaz de decirle a un narcotraficante "Say my name", ¿va a dejar que hablen así de él gente como ellos? La frase final de Gretchen le pone la guinda al pastel. "I can't speak of this Heisenberg that people refer to. But whatever he became the sweet, kind, brilliant man that we once knew, long ago he's gone."

Y es que tiene razón. Walter White ya no existe. Murió hace mucho, quién sabe cuanto. Ahora quien queda es Heisenberg, y Heisenberg no se sienta en una silla a esperar tristemente que llegue la policía. Heisenberg consigue lo que quiere al precio que cueste. Y por eso, cuando llega por fin la policía, sólo encuentran el vaso a medio beber. 

Aunque el capítulo se haya basado - obviamente - en Heisenberg/Walter, hemos tenido varias escenas que hacen que no se pueda poner en duda los Emmys que acaba de recibir la serie. Skyler aguantando las noticias de la policía, que tanto recuerdan a ese primer capítulo en el que Walt era el que recibía las malas noticias.


La otra estrella del capítulo ha sido Todd, el nuevo psicópata. Con la misma cara y el mismo tono de voz le habla a tres mujeres muy diferentes: Lydia, de la que está enamorado, Skyler, a quien amenaza con asesinar a su hija si no mantiene la boca cerrada, y Andrea, cuya muerte sirve de lección para Jesse. 

El momento en el que Skyler se encuentra a los tres hombres encapuchados al lado de Holly - que lleva un gorro amarillo, qué extraño - es uno de los mejores momentos del capítulo. Realmente he pasado miedo de que fuera el final de la pequeña. Pero no ha sido a ella sino a Andrea a la que se han cargado de un tiro en la cabeza.


La tortura de Jesse está siendo realmente horrible, y aunque fuera la venganza lo que lo ha llevado a esa situación - podía haberse ido en su momento -, la culpa de todo esto es de Walter White sin duda. Ha terminado encerrado y obligado a cocinar metanfetamina con la amenaza de las vidas de las dos únicas personas a las que sigue queriendo. Y eso a base de golpes.

La esperanza es lo peor que hay, y al igual que todos estábamos deseando que nunca descubriese lo de la ricina, hoy estábamos rezando porque saltara la valla antes de que lo pillaran. Pero como no fue así, Andrea pagó las consecuencias. La escena de Jesse viendo cómo la asesinan a sangre fría - muy fría - hace que se te encoja el corazón.


No tengo ni la más mínima idea de cómo van a terminar la temporada, pero de lo que estoy segura es de que Heisenberg va a ir a por todas, y que desde luego Jesse y él volverán a verse las caras. No puedo aguantar, así os lo digo. 

A continuación os dejo el trailer del último capítulo que veremos de esta serie y cuyo título, Felina, ha provocado una lluvia de especulaciones en Internet. La teoría más aceptada es que se basa, al igual que la serie, en la química: Fe, Li, Na. Hierro, litio y sodio. Hierro de sangre, litio de la metanfetamina y sodio de lágrimas. Vamos, Breaking Bad. 


 

COMPÁRTELO

Sobre los comentarios:
El equipo de Llegaron Para Quedarse se reserva el derecho de eliminar todo comentario que contenga:
- Agravios hacia comentaristas y/o responsables de la página.
- Links externos sin autorización.
- Cualquier contenido que pueda considerarse inapropiado.

3 comentarios :

  1. Anónimo26/9/13 2:00

    Buena review, gracias

    ResponderEliminar
  2. Anónimo26/9/13 5:59

    Jesse no se merece por todo lo que está pasando, ya es demasiado el castigo. Y Walter ha pesar de toda la mierda que ha hecho seguimos empatizando con él. Fue un gran capítulo, me gustó más que Ozymandias. Fue 100% BrBa. En fin, buena review.

    Pd: Era MUY claro que la llamada del capítulo anterior a Skyler era una estrategia de Walter. Walter pasa toda la llamada en sollozos y hay pequeños detalles en los que miente. Si hasta Skyler se da cuenta! jaja

    ResponderEliminar
  3. No digo que Jesse se lo merezca en absoluto, lo están torturando de una forma horrible. Pero da lástima pensar que si se hubiera subido a esa furgoneta ahora todo sería diferente. Y Walter por mucho que haga siempre seguiremos "apoyándolo" en una parte, es lo que tienen las series que están bien hechas como esta, que siempre nos identificamos y sufrimos con ellos.
    Y la llamada del capítulo anterior me lo suponía, pero siempre te queda la duda y te deja flipando de lo que es capaz, aunque sea para ayudarla.
    En fin, que genial capitulo, como siempre!

    ResponderEliminar