Game Of Thrones 3x01 - 'Valar Dohaeris': Review


Al fin ha llegado el día del esperadísimo regreso de "Game Of Thrones", y seguro que las expectativas de todo el mundo eran altísimas. ¿Vemos qué tal ha ido este "Valar Dohaeris"? ¿Está a la altura de lo que esperábais?


"Valar dohaeris" es, dicho en alto valyrio, "Todos los hombres deben servir", y a demás es la respuesta que se da a "Valar morgulis", que fue el título del final de la segunda temporada. De la misma manera, este primer episodio de la tercera temporada de "Game Of Thrones" es una continuación directísima de aquel... tanto que, como lo fue ese, este versa prácticamente sobre lo mismo: las consecuencias de la batalla de Aguasnegras. Además, el título es especialmente adecuado, porque vemos muchos intercambios de poder, caídas y alzamientos, vemos aspirantes a reyes caer a sirvientes, vemos sirvientes llenos de ambición, y sobre todo, vemos que la partida a este juego de tronos sigue adelante.

Tal como terminó la segunda temporada, con un aterrado Samwell tratando de esconderse de un ejército de Caminantes Blancos y Wighs, regresamos al Norte del Muro. Seguro que muchos no-lectores temimos por la vida del chico, pero hay que recordar que hay algo mucho más grande en juego. Y es que la Guardia de la Noche y su muro son lo único que se interpone entre todo Poniente y los horrores que acechan al Norte. "Tenemos que alertarles, o antes de que acabe el invierno, todos a los que conocéis estarán muertos". Estas escalofriantes palabras del Lord Comandante de la Guardia coronan esa escena inicial que, antes de los magistrales títulos de crédito de la serie (y esos detallazos que reflejan la situación en la serie, como Invernalia ardiendo) nos deja emocionados y sabiendo que la escena ha merecido la pena.


Ciertamente, las esperas entre temporadas de "Game Of Thrones" se hacen eternas. Normal, si tenemos en cuenta que sólo hay 10 episodios anuales, que se emiten en poco más de un par de meses, y luego tenemos que esperar otros 10 meses más para su regreso. Sí, están los libros, pero tras mi experiencia con otras adaptaciones similares, prefiero limitarme a uno de los dos productos solo, para no caer en comparativas que limitarán o deslucirán mi disfrute.

Pero, como ya he dicho, la espera merece la pena. Unos escenarios tan espectaculares, unas escenas tan poderosas y una atención al detalle tan impecable sólo se pueden conseguir con mucho trabajo y preparación, y una superproducción como esta hace que todo ese tiempo mordiéndonos las uñas sea soportable, si el resultado va a ser tan impresionante. ¿Un ejemplo? La breve toma en la que vemos a unos niños bañándose en la bahía de Aguasnegras, con varios barcos destruidos al fondo. O el impresionante campamento de los Salvajes.


Por eso, como se trata de un episodio que sirve para recordarnos dónde estábamos y, al mismo tiempo, pone en marcha despacio pero firme la tercera temporada, creo que más que hacer un recap, es preferible analizar otros aspectos del conjunto.

La narrativa es miuy clara y nos mete inmediatamente en situación, nos devuelve inmediatamente a todo lo que está ocurriendo en los Siete Reinos, y eso es un enorme logro por parte de los guionistas de esta adaptación. Por definición, un episodio como este "Valar dohaeris" en cualquier otra serie sería considerado uno de esos que con tanto desdén se denominan "de transición". Pero "Game Of Thrones" no es "cualquier otra serie", y con su excepcional ambientación y reparto, cada episodio está plagado de escenas poderosas para el recuerdo. Ya sean, por ejemplo, las constantes y tensas luchas dialécticas entre Tyrion y Cersei, o el temeroso y desesperado despertar de Davos Seaworth tras la batalla de Aguasnegras, la serie es capaz de ponernos los pelos de punta gracias a esos grandes actores.


Ciertamente uno de los mayores valores de la serie el premiado Peter Dinklage, por lo que no sorprende que dos de las mejores escenas del episodio sean las que protagoniza él enfrentándose a Cersei (Lena Headey) y Tywin (Charles Dance), otros dos grandes actores que, junto a Dinklage nos regalan unas intensísimas escenas en las que uno puede sentir cómo ese poder que se disputan se mueve de un lado a otro. Durante las temporadas anteriores hemos vivido el ascenso de Tyrion, pero ahora somos testigos de su caída, lo que nos permite verle casi asustado, desconcertado, en una situación nueva para él, en la que no tiene el control. Pero intenta recuperarlo. Y Dinklage lo borda.


De eso va el episodio, como ya he dicho. De poder y servidumbre. De caídas y ascensos. Cuando un puesto de poder queda libre, otro intenta ocuparlo. Y a veces, para llegar al poder, hay que empezar desde abajo, por la servidumbre. Ya sea Margaery intentando hacerse un hueco junto a Joffrey por medio de favores solidarios, o Bronn pidiendo más dinero por su protección debido a su "condición de caballero", o Melisandre manipulando ya casi completamente los hilos de un derrotado Stannis, el poder sigue siendo lo que todos desean por debajo del Muro... mientras, por encima, la muerte acecha implacable.


Y al oeste  del Mar Estrecho, también se está fraguando la muerte. ¿Qué podría llegar a hacer Daenerys con sus tres dragones, cada vez mayores, y un ejército de Inmaculados, hombres entrenados para no mover un pelo mientras les arrancan los pezones? Pero, para conseguir su meta, antes tendrá que dar la vuelta a las cosas. No hace tanto, ella fue vendida como esclava. Ahora... tiene que decidir si comprará miles de esclavos para conseguir su objetivo.

Pero parece que su cruzada ya está llegando a oídos de Poniente... y todavía quedan hombres fieles a su familia, como Barristan Selmy, antiguo jefe de la Guardia Real, quien salva la vida de la hija de aquel Rey al que no pudo proteger, y le ofrece sus servicios.


Así están las cosas: los Lannister vencieron en la dura batalla de Aguasnegras, pero eso no hizo que la guerra acabe. Mientras Stannis lame sus heridas y deja que Melisandre tome las riendas de lo que queda de sus hombres, Robb Stark, Rey del Norte, avanza imparable provocando la huida de sus contrincantes, y Jon Snow sigue en su peligrosa misión de acercarse al temido Mance Rayder, a quien conocemos por fin. Y no menos importante es la guerra política que se libra dentro de Desembarco del Rey, una guerra dentro de una misma familia. Y mientras cada uno está enfrascado en sus ambiciones y objetivos, o en sueños e historias como Sansa, dos fuerzas letales e imparables amenazan todo el continente.


Eso es lo que establece este inicio de temporada... que deja claro que, si Aguasnegras fue espectacular, lo que nos queda por ver lo será más. Quizá podemos criticar la falta de algunos personajes como Arya o Jaime y Brienne, pero la inmensidad de la serie y su reparto hace imposible que haya cabida para todos en cada episodio. Ya uno siente que la serie tiene que hacer un esfuerzo sobrehumano para incluir todo lo posible en cada episodio, y aunque la sensación es de que hay una o dos escenas por trama, por suerte son escenas importantes, significativas y necesarias.

Lo dicho: "Game Of Thrones" empieza de nuevo por todo lo alto, con un episodio que cuenta con casi todos sus grandes ingredientes, y que nos devuelve de modo perfecto a este apasionante mundo.
 

Frases.
  • "Tenemos que volver al Muro. Es un largo camino. Sabemos lo que hay ahí fuera, pero tenemos que hacerlo, tenemos que alertarles o antes de que acabe el invierno,todos a los que hayáis conocido estarán muertos". - Lord Comandante Mormont a sus guardias de la noche.
  • "¿Es la primera vez que ves un gigante, Jon Snow? Bueno, no aguantes mucho la mirada. Son tímidos. Cuando dejan de ser tímidos, se enfadan. Y cuando se enfadan, los he visto hundir a hombres en la tierra como un martillo a un clavo". - Ygritte a Jon sobre los gigantes.
  • "Mi padre me dijo que los grandes hombres caen igual de rápido que los pequeños si clavas una espada en su corazón." - Jon Snow.
  • "Quiero luchar del lado que lucha por los vivos". - Jon Snow a Mance Rayder.
  • "Debes estar orgullosa de ser tan graciosa como un hombre cuyas pelotas cuelgan hasta las rodillas". - Tyrion a Cersei luego de que ella haga el mismo chiste que Pycelle hizo en el 2x10.
  • "Me llamas amigo. Bebiste  conmigo el día de mi boda" Davos Seaworth al pedirle a Salladhor Saan que lo lleve con Stannis, a lo que el pirata responde, "Y tú bebiste conmigo en cuatro de mis bodas, pero no te pido favores".
  • "Te envié aquí para aconsejar al rey. Te di poderes reales y autoridad. Y elegiste pasar tus días como siempre lo has hecho, acostándote con prostitutas y bebiendo con ladrones." - Tywin Lannister  a Tyrion, quien contesta "A veces también bebía con las prostitutas".
  • "Lideré el ataque cuando los enemigos estaban a las puertas mientras tu nieto, el rey, temblaba de miedo tras los muros. Sangré en el lodo por nuestra familia. Y como premio, me tiraron en una pequeña y oscura celda." - Tyron a su padre.
  • "La verdad siempre es o terrible, o aburrida." - Sansa
  • "El hambre transforma a los hombres en bestias."  - Margaery Tyrell

COMPÁRTELO

Sobre los comentarios:
El equipo de Llegaron Para Quedarse se reserva el derecho de eliminar todo comentario que contenga:
- Agravios hacia comentaristas y/o responsables de la página.
- Links externos sin autorización.
- Cualquier contenido que pueda considerarse inapropiado.

1 comentario :

  1. Anónimo4/4/13 3:30

    Muy bueno el capitulo, empezó de la mejor manera la tercera temporada. Me quedo una duda porque los caminantes blancos no mataron Sam???

    ResponderEliminar