The Big Bang Theory 6x14 “The Cooper/Kripke Inversion”: Review

¿Quieres enterarte de todas las actualizaciones al instante?
¡Síguenos en FACEBOOK o en TWITTER, o hazte seguidor del blog!


Por Alex Crespo. Dos semanas nos han tenido sin capítulo, y tras este y el 6x15, tocará otro parón. Es lo que tiene estar en febrero con apenas 10 capítulos para finalizar la temporada. Pero no nos lamentemos de lo que no podemos evitar, y comentemos este The Cooper/Kripke Inversion para ver cómo ha ido el choque de trenes entre los archienemigos Sheldon y Kripke.


Y lo primero que tenemos que destacar es que no ha sido tal choque de trenes. Todo lo contrario, la relación ha sido bastante cordial, contrariamente a lo que todos habríamos pronosticado en un principio. Y eso que las primeras señales apuntaban a que la cosa podía haber sido catastrófica. Porque si a un egocéntrico como Sheldon, que narra sus ecuaciones como si estuviera en Carrusel Deportivo, le gusta entre poco y nada trabajar con alguien (A todo esto, ¿Raj sigue trabajando con/para él?), imaginaos lo que supone que le obliguen a compartir proyecto con el no-amigo Kripke. Por supuesto, la primera reacción sólo podía ser melodramática. La imagen con la Marcha Imperial de fondo y la manta en la cabeza al más puro estilo Emperador Palpatine me sacó la mayor carcajada de todo el capítulo, y podría hacer prever una lucha épica de Sheldon contra Kripke como las que nos tenían acostumbrados tiempo ha.


Pero no. En un curioso giro, no sólo no vemos esa encarnizada pelea de cerebritos, sino que por el contrario Kripke compadrea cosa mala con Sheldon. Y todo gracias a Amy. Más que a Amy de por sí, a la mera presencia de Amy en la vida de Sheldon. Kripke en el fondo es un adolescente salido, o por lo menos su comportamiento así lo demuestra. El simple hecho de dar por sentado el que Sheldon por tener novia se pasa el día practicando sexo le sirve no sólo para disculpar un incomprensible bajón de nivel del trabajo de Sheldon (en otro momento esto hubiese sido el arma definitiva de Kripke contra él), sino para despertar un ola de admiración y compadreo en Kripke sólo comparable al de un adolescente contándole a sus amigotes que se ha desvirgado. Impagable escuchar a Sheldon “alardear” de su “vida sexual”, por supuesto con lenguaje cooperiano. Como dice Penny más que irónicamente, “qué sexy es oír a Sheldon decir guarradas”. Pese a que no hemos tenido un enfrentamiento entre Sheldon y Kripke como el que teníamos acostumbrado, que en el fondo no hubiese sido más que repetir patrones ya vistos en la serie, lo cierto es que no me decepcionado para nada esta nueva visita del bueno de “Bagui”. Ojalá no tengamos que esperar tanto para volver a verle por aquí.


¿Pensáis que esta ha sido la trama principal del capítulo? Ni mucho menos. El asunto Kripke/Cooper no ha sido más que el vehículo para conducirnos hasta LA PREGUNTA. Esa que nos llevamos haciendo todos desde que Amy Farrah Fowler irrumpiera en la vida de Sheldon. Esa pregunta que nadie se atreve a pronunciar en voz alta hasta que llega la sin apenas pelos en la lengua Penny: ¿PIENSAS ACOSTARTE ALGUNA VEZ CON AMY? Y aquí tengo que quitarme el sombrero ante los guionistas. Podrían haber salido por peteneras, o sacarse de la manga algún chiste fácil para salir de paso. Pero no. Han hecho lo mejor que podían hacer: aplicar la lógica. La lógica de Sheldon eso sí, pero de un Sheldon que como el mismo explica, ha cambiado. Es cierto que ya nos habían preparado el terreno con ese enternecedor abrazo “boa constrictor” que Sheldon no sólo no rechaza, sino que demanda imperiosamente. Pero lo que realmente me gusta es la naturalidad con la que el propio Sheldon asume ese cambio, y no sólo eso, sino que es él mismo el que se está esforzando en realizarlo. Algo impensable en el Sheldon de las primeras temporadas. Así que aplicando la lógica sheldoniana, y valorando esa paulatina aceptación del contacto físico, la respuesta a LA PREGUNTA no podía ser otra que… posiblemente. Una respuesta que dicha por cualquier otra persona no significaría nada, pero que en boca de Sheldon supone seguramente el cambio más radical de toda la serie. Por lo menos así lo vive Penny, entre asombrada y entusiasmada. El brazo del pobre Leonard bien lo puede atestiguar. Si os dais cuenta, en esta temporada es dónde más trazos del Sheldon “ser humano” estamos atisbando. Ese “por favor no hagas daño a mi amigo”, su historia con Santa Claus por la muerte de su abuelo, el sentimiento de ridículo del anterior capítulo… Atención que podemos estar ante un nuevo Sheldon (dentro de lo que cabe).


Dejo para el final la trama que ha vuelto a reunir a Howard y a Raj como compañeros de correrías. No es que me haya aportado mucho, la verdad, más que los momentos en los que reciben sus muñecos con ese “tremendo parecido físico” (“no soy chocolate negro, soy el caramelo que se derrite en tu boca”), y la bronca de Bernadette a Howard por gastarse el dineral en una impresora 3D (impresionante cacharro, por cierto) sin consultarla. Brillante ese momentazo con Bernadette conminando a su marido a deshacerse de la máquina o “tendrás que fabricarte unas partes femeninas para dormir con ellas –silencio y mirada perdida de Howard- ¡¡¡Cielo Santo, te lo estás pensando!!!”. Wolowitz Old Style.


Un capitulo que nos ha dejado un buen puñado de frases ingeniosas (“¿Ir a ver cómo está? ¡¿Es que no has aprendido nada en estos seis años?!), y en el que pese a aparecer físicamente de forma muy breve, ha sido Amy el eje en torno al que ha girado la trama principal. Ya dije que la incorporación de las chicas a la serie me había parecido un gran acierto, y el modo en el que los personajes principales están evolucionando gracias a ellas lo avala. Por cierto ¿alguien ha echado de menos a Leonard en este capítulo? Pues eso.


COMPÁRTELO

Sobre los comentarios:
El equipo de Llegaron Para Quedarse se reserva el derecho de eliminar todo comentario que contenga:
- Agravios hacia comentaristas y/o responsables de la página.
- Links externos sin autorización.
- Cualquier contenido que pueda considerarse inapropiado.

3 comentarios :

  1. Ya estoy por alcanzar el ritmo de Estados Unidos, cada vez me falta menos! Ya estaré comentando sus reviews, jaja.
    Y una pregunta... ¿tienen pensado retomar How I Met Your Mother? Al menos la próxima temporada. No sé si saben, pero fue confirmada para una novena y última temporada, creo que se lo merece. ¡Muchos somos a los que nos interesa saber sobre la esposa de Ted!

    ResponderEliminar
  2. Hola Franco!! La verdad que es una serie que nos encanta, vamos al día pero lamentablemente no nos dan los tiempos para seguir a mas series en el blog. Salvo que encontremos algún colaborador para HIMYM, por mas que queramos se nos hace imposible.

    ResponderEliminar
  3. Alex Crespo7/2/13 12:35

    Franco, atento a la semana que viene que a lo mejor hay sorpresas ;)

    ResponderEliminar