The Big Bang Theory 6x13 - “The Bakersfield Expedition”: Review

¿Quieres enterarte de todas las actualizaciones al instante?
¡Síguenos en FACEBOOK o en TWITTER, o hazte seguidor del blog!



Por Alex Crespo. Y pedía yo más dosis de frikismo en la anterior review… ¡pues toma siete tazas! Todo el episodio ha girado en torno a la afición de los protagonistas por la cultura popular no convencional, como la define un amigo. Unos, disfrutando – y sufriendo- por ella, y las otras, intentando vanamente comprenderla… hasta que caen en el lado oscuro.

Y es que siempre comento con mi gente que una de las cosas que me enorgullece/asusta cuando veo The Big Bang Theory, es que la mayoría de las veces se perfectamente de qué hablan. Referido a los temas frikis, por supuesto, que cuando hablan de cosas científicas mi expresión facial suele ser similar a la de Penny. Vamos, que ni papa. Por poner un ejemplo: personalmente no he visto nunca ningún capítulo de Star Trek: La Nueva Generación, pero sabía en cuanto vi el uniforme que Sheldon estaba “vaporizando” que éste pertenecía a esa serie. Misterios de la “frikisfera”.

El motivo por el que Sheldon está arreglando su disfraz y por el que Leonard tenga más – y mejores- artículos de maquillaje que Penny, es que los chicos van a hacer una escapada de fin de semana a la Convención de Comics de Bakersfield. Por supuesto, mucho más modesta y por tanto más auténtica que la Comic Con de San Diego, que se ha vendido a Hollywood, dónde vamos a parar. Leonard dixit. Para los fans estadounidenses, acudir a este tipo de convenciones es casi un ritual religioso, al que acuden pertrechados con sus mejores galas. Hay disfraces verdaderamente currados, y otros, ejem, de lo más motivantes. Juro que algún día acudiré a alguna.

Al tema, que me despisto. La cosa es que lo que se presume un grato viaje amenizado por el “Sheldon GPS” (lo prefiero al Sheldon Robot de copiloto), se convierte en pesadilla cuando a los chicos les roban el coche con todas sus pertenencias dentro. Todas, menos los disfraces de Star Trek que tan orgullosamente lucían en ese momento, merced a una improvisada sesión de fotos que deciden montar en el desierto. Sesión de fotos que para mí deja los mejores momentos del episodio, con instantáneas tan memorables como “Los Ángeles de Charlie” versión Star Trek. Bueno, al menos hay alguien que disfruta con las enseñanzas de Sheldon, aunque su oficio sea robar coches. A los cuatro integrantes de la Enterprise les toca caminata hasta una gasolinera mientras sufren las burlas y desprecios de los demás, tanto que mella en la moral de la tropa decidiendo abandonar la “expedición” a Bakersfield. 

Tengo que decir que me dio mucha pena verles con tal bajón, con Sheldon incluso reconociendo que se sentía estúpido. El friki sigue sufriendo  la burla y la discriminación de la sociedad, mientras que a tipos que se reúnen a miles pintarrajeados de formas seguro que mucho más ridículas para animar a sus equipos deportivos nadie les dice nada. ¡Paremos esta lacra!


Y mientras que los chicos tienen que lidiar con su desgracia, las chicas, reunidas en un brunch, deciden intentar conocer un poco esa extraña afición que tanto apasiona a sus hombres. Momento brunch que sirve para apuntar un poco más la afición de Penny a tomarse “alguna copita que otra”. Ya van varias a lo largo de las temporadas, y espero que los guionistas algún día se saquen una buena historia a partir de esto. Prestas y dispuestas, acuden a la tienda de comics de Stuart causando conmoción entre la clientela habitual ¡Tres chicas a la vez! ¡Y solas! La mandíbula desencajada del Capitán Chándal lo dice todo. Aunque Stuart acude al rescate, Amy no pierde la ocasión de pasear “palmito” y reivindicar su afición por los “chicos malos”. Sí, lo sabemos, no encaja mucho con la descripción de Sheldon, pero las cosas del corazón es lo que tienen. A propósito, muy buena la recomendación de Stuart, Fábulas, un cómic del que Once Upon A Time bebe bastante. Por cierto, aprovecho para desmontar otro tópico: a las chicas también les gustan los cómics (como podéis ver en el enlace que puse más arriba). Incluso la tienda de cómics en la que compro siempre está regentada por una chica (hola, Carmen). He dicho.



Total, que pese a la recomendación de Stuart, las chicas se inclinan por los cómics del musculado Dios del Trueno, Thor. Y de la primera reacción de perplejidad y cierta suficiencia, entran enseguida en una acalorada discusión sobre las propiedades mágicas del martillo del rubiales, Mjolnir. ¿Veis los que os decía antes? Otro tópico. Yo por ejemplo, nunca he perdido el tiempo en debates tales. Nunca. De verdad. True Story. De verdad de verdad de la buena (vale, creo que se lo han tragado). Además, si es que no hay discusión posible. Ya lo dice bien claro la inscripción del propio martillo: "Todo aquel que levante este martillo, si es digno, poseerá el poder de Thor". Así que no solo Thor puede alzarlo, sino el que sea digno de ello. Ha habido otros personajes que lo han hecho. Y si no, comprobadlo vosotros mismos, leñes. Más allá del hecho de constatar que las tres amigas han caído bajo el influjo de los cómics tanto o más que los chicos, constatamos también otra cosa: Penny es más tonta que un ladrillo. Por dios, si hasta su bestie Amy se ríe de ella. En el espacio hay arriba y abajo porque si no ¿cómo sube y baja el Sol todos los días? Claro Penny, claaaro. Menos mal que eres guapa…




Un episodio que me ha arrancado varias risas, aunque más por la identificación y reconocimiento de ciertas situaciones que por lo bueno de los chistes en sí. Creo que le ha perjudicado el fragmentar tan marcadamente las dos tramas, haciendo que de una situación que podía dar mucho juego se haya quedado en un interruptus. Porque ¿os imagináis un capítulo completo con Leonard, Sheldon Howard y Raj en la Cómic Con? Podría ser brutal. Y ya sabéis que lo que pasa en la Convención de Cómics se queda en la Convención de Cómics…
Esta semana no habrá capítulo, no emitiéndose el 6x14 “The Cooper-Krypke Inversion” hasta el 31 de enero. Y si aparece el bueno de Barry Kripke, la cosa promete. Nos vemos entonces. Y leed comics…

COMPÁRTELO

Sobre los comentarios:
El equipo de Llegaron Para Quedarse se reserva el derecho de eliminar todo comentario que contenga:
- Agravios hacia comentaristas y/o responsables de la página.
- Links externos sin autorización.
- Cualquier contenido que pueda considerarse inapropiado.

2 comentarios :

  1. Genial tu análisis del capítulo. No te lo tomes a mal, pero un friki comentando un episodio de una serie de frikis, es muy bueno, el toque que le faltaba, me has arrancado mas de una sonrisa leyéndote.

    Saludos! \\//

    ResponderEliminar
  2. Alex Crespo19/1/13 13:03

    En absoluto me lo tomo a mal, todo lo contrario. Friki y orgulloso de ello, sí señor :D Me alegra que te haya gustado la review , gracias por leernos y comentar.

    ResponderEliminar