Sons Of Anarchy 5x07 - “Toad’s Wild Ride”: Review

¿Quieres enterarte de todas las actualizaciones al instante?
¡Síguenos en FACEBOOK o en TWITTER, o hazte seguidor del blog!


Por Alex Crespo: Tras el resumen de los seis primeros episodios, ¡bienvenidos a las reviews semanales de Sons Of Anarchy! En este séptimo capítulo vamos a encontrarnos con dos tramas principales. Por un lado, los allanamientos perpetrados contra gente relacionada con SAMCRO, y por otro, un nuevo giro en la relación entre Jax y Gemma, con Tara y Nero Padilla de por medio. ¡Y Jeff Winger de Community!

Arrancamos el capítulo justo donde lo dejamos la semana pasada: Clay reunido con los Nómadas y revelándose como el instigador de los allanamientos que han sacudido Charming las semanas previas. Evidentemente, no se muestra muy contento por la torpeza cometida por los Nómadas al matar a la mujer del Sheriff, que conllevará una atención no deseada sobre sus actividades. Aquí se revela el auténtico propósito de los asaltos (demasiado explícitamente me parece a mí. Hay veces que Sutter le gusta demasiado subrayar lo obvio), y no es otro que, como nos imaginábamos, meter presión a Jax para que Clay recupere la presidencia del Club. Personalmente me pregunto cómo tendría pensado Clay que esto llegara a afectar a Jax de tal manera que el mazo de presidente acabara de nuevo en sus manos. Honestamente, no me parece la manera más inteligente de recuperar la presidencia, y Clay ha demostrado anteriormente que sabe hacerlo mejor
 
Y Gemma sufriendo las consecuencias de una (otra) noche de borrachera y sexo casual con un desconocido. Bueno, para nosotros no es tan desconocido, ya que se trata de Joel McHale, Jeff Winger en Community (si no la veis ya estáis tardando), en otro de los cameos con los que nos está regalando la serie esta temporada. En este caso, la noche termina abruptamente con el “Casanova” robando la cartera y el coche de Gemma. Si Gemma ya se sentía miserable por la forma en la que está encaminando su vida en los últimos meses, esto no va a ayudar a su autoestima precisamente. Muy pocas veces se conoce a un tipo tan legal como Nero Padilla tras una noche de sexo loco, Gemma. 
 
Precisamente es a Nero a quien Gemma primero llama para que la saque del apuro. Está claro que entre los dos hay mucho más que una relación casual, y que ambos sufren por no poder llevar una relación normal debido a la imposición de Jax. Veo lógico no querer mezclar familia y negocios, pero la postura de Jax en este asunto, y la (justificada) actitud hacia ella, sólo está empujando a Gemma un poquito más cerca del abismo cada vez. Y así se lo hace ver Nero a Jax: “Sigue siendo tu madre, respeta eso. Está atrapada entre un marido al que odia y un hijo que cree que la odia. Las mujeres como tu madre, Jax, no lo saben llevar sin la familia”. Palabras que parecen calar en Jax, pero cuya reflexión interna tendrá que esperar ya que gracias a los contactos de Nero han localizado el coche de Gemma y al tipejo en cuestión. Os imagináis lo que viene ahora ¿verdad? Efectivamente: ¡persecución! Y si encima se hace a ritmo del buen rock de Soundgarden, pues mejor que mejor. En realidad la persecución dura más bien poco. El tipo es un pobre pringado que se dedica a seducir a mujeres maduras para robarlas. Vamos, que no les dura ni un asalto a los Sons, y sólo se libra de una mayor por la presencia de testigos. Pero Nero no ha quedado en paz con él. Nadie se mete con su chica (por mucho que Jax se empeñe en lo contrario). Y se lo demostrará propinándole una soberana paliza horas después cuando Jeff Winger (lo siento, no puedo resistirme a llamarle así) iba a repetir la jugada con otra MILF.


Jax se ha dado cuenta de que Nero tiene razón, y busca relajar las cosas con su madre. Tras una conversación entre ambos en la que sale a relucir Thomas, el hijo de Gemma fallecido de niño, ambos firman la paz. Y tras mucho tiempo, Jax permite a Gemma quedarse al cuidado de sus nietos mientras él y Tara se dedican un fin de semana en la cabaña. La cara de felicidad de Gemma por volver a tener peso en la familia es indescriptible. Asunto cerrado. De momento. 

Como hemos mencionado al principio, la trama principal del capítulo se centra en los allanamientos, trama en la que Unser jugará un papel fundamental. Empieza por comunicar a Jax y Bobby su sospecha de que se trata de algo interno. Lógicamente, no les lleva mucho tiempo deducir que se trata de los Nómadas. Y tampoco es muy difícil imaginar para quién trabajan. Ahora, el siguiente paso ya me parece algo más cuestionable: lanzar a Unser a ver si sonsaca algo a los Nómadas no me parece lo más sabio del mundo, más sabiendo que Clay ya está en alerta sobre el tema. Unser ha sido desde el principio de la serie el candidato nº 1 a terminar cada temporada en un cajón de pino, y cuando vemos a Clay ya ordenar de forma clara a los Nómadas que le quiten de en medio, creo que todos pensábamos que esta era ya la definitiva y que le decíamos adiós al antiguo sheriff de Charming. 


Pero Unser ha demostrado que tiene más vidas que un gato. Porque en un giro que creo que pocos esperábamos, ha sido el propio Clay el que ha ayudado a Unser a liquidar a los Nómadas durante el asalto a la caravana del sheriff. Visto con perspectiva, es un movimiento lógico, porque así logra hacer desaparecer cualquier posible evidencia de su participación en el asunto, mientras que si hubiesen matado a Unser, todas las sospechas hubieran recaído inmediatamente sobre él, y tanto Jax como el sheriff Eli hubiesen ido de cabeza a por él. Pero confieso que en la tensión del capítulo, fue un movimiento que me sorprendió. Hablando del actual sheriff de Charming ¿no os sorprende que no aparezca ni un segundo en un capítulo que trata una trama directamente relacionada con él?

De todas formas, a Jax no se le engaña tan fácil, y coge a Chibs para hacerle una visita a su ex-padrastro y mantener una “amigable” conversación con él. Aquí me queda claro que junto con Katey Sagal, Ron Perlman es el mejor actor de la serie. Su forma de decirle a Jax que “no es el demonio que él cree que es” hace que por un momento casi le crea. Impresionante, al igual que en la conversación con Tara al principio del capítulo, en la que la tensión se podía cortar directamente con una motosierra. En medio de todo anda el pobre Juice, cuestionándose por primera vez si no ha sido demasiado ingenuo al confiar tanto en Clay. Por cierto ¿por qué tiene interés Clay en los certificados de matrimonio de John Teller y Gemma, y el suyo propio con Gemma?

Y llegamos así a la última escena del capítulo. En una serie en la que la música ha jugado siempre un papel tan importante, sabes que cuando empieza a sonar una canción mientras se suceden varias secuencias, algo gordo va a pasar. Y así, con ese “The Passenger” de Iggy Pop de banda sonora, asistimos al asalto que sufren Jax y Chibs en la carretera, siendo ametrallados desde una furgoneta. No deja de sorprenderme la poca puntería que tienen los asaltantes cuando fallan estando a un metro de distancia, mientras que a Jax le basta con un simple disparo para abatir a uno de ellos. Asaltante que resulta ser negro ¿tendrá Pope algo que ver con esto? No parecería muy lógico, pero la respuesta la veremos en las siguientes entregas.

Y mientras esto sucede, vemos cómo Gemma mete en su coche a los pequeños listos para irse a casa. Y a Tara en la cabaña esperando a Jax, escoltada eso sí por Tig. Y como hemos dicho, tenemos la sensación de que algo malo va a ocurrir a alguna de las dos. Y ocurre. Gemma paga los excesos de la noche anterior y se queda dormida al volante, despertándose justo para evitar colisionar de frente contra un camión. Pierde el control del coche y se sale de carretera por una cuneta. Y en una estremecedora última imagen, dejamos a Gemma inconsciente sobre el volante, al pequeño Thomas llorando, y a Abel tendido en su asiento mientras unas gotas de sangre empiezan a manchar su peluche. 


No sabemos cómo terminará esto (ya nos la jugaron la temporada pasada en una circunstancia parecida con Juice). Pero sobreviva Abel o no, desde luego tenemos claro que el breve interludio de felicidad de Gemma de nuevo junto a su familia ha terminado. Después de esto, Jax y Tara no le van a dejar acercarse a menos de un kilómetro. Cómo lo afrontará Gemma, lo veremos a partir de ahora. 
 
Estamos ante un capítulo de esos que marcará un antes y un después en las vidas de los protagonistas. Apunta varias de las líneas en las que se desarrollará lo que queda de temporada, y contiene los necesarios giros en el argumento para que no decaiga el ritmo que llevamos hasta ahora. Desde luego, a mí me ha tenido enganchado los 45 minutos.

Para finalizar, gracias a la web oficial de la serie, os dejo las canciones que han sonado durante el capítulo. Si os apetece ampliar algo o más señalar alguna cosa que me haya dejado (hay cosas como lo de Tara y Otto que no he mencionado para no sobrecargar la reseña), ya sabéis, los comentarios está abiertos para vosotros. ¡Hasta la semana que viene!

Soundgarden- Been Away Too Long
Justin Warfield- Headlights 
Gregg Sutton – The Room Where Nobody Goes 
Sweetwater & The Satisfaction –LoveMore Than Anything 
Garret Morgan –Standing on a bridge 
The Dalles -Lines 
Quacker City Night Hawks – Ain’t No Kid 
Iggy Pop – The Passenger 

Alex Crespo

COMPÁRTELO

Sobre los comentarios:
El equipo de Llegaron Para Quedarse se reserva el derecho de eliminar todo comentario que contenga:
- Agravios hacia comentaristas y/o responsables de la página.
- Links externos sin autorización.
- Cualquier contenido que pueda considerarse inapropiado.

4 comentarios :

  1. Muy buena review, gracias por hablar de esta gran serie, me ha gustado mucho el episodio.

    Ya no soporto ver a Clay, cada vez que aparece deseo que muera. Nunca imagine en las primeras temporadas que le odiaria con tantas ganas. Amo esta serie y como cambia todo, como los guiones sorprenden y demuestran que no tienen miedo a nada. Lo de Abel es prueba de esto... ha sido duro.

    ResponderEliminar
  2. Alex Crespo26/10/12 9:20

    Gracias por los elogios, un placer que te guste ;-)

    A mi Clay me encanta cuanto más maquiavélico es. Creo que fue un error el intentar "ablandarle" en la segunda y tercera temporada. Es ese tipo de personaje que cuanto más malvado es, más nos atrae. Y la interpretación de Ron Perlman me parece soberbia.

    Yo no daría por seguro lo de Abel. Insisto en que ya nos la colaron la temporada pasada con Juice. Ahora, a aguantar hasta el miércoles con la intriga XD

    ResponderEliminar
  3. Genial que hagan reviews de SOA Gracias...Esperemos no le suceda nada a Abel

    ResponderEliminar
  4. ke hay del proximo capitulo que pasara???? :OO ..alguien por favor digame!!! XDDD eh visto todas las temporadas como en 1 mes y estaba acostumbrado a ver hasta 3 capitulos al dia .... ahora no se cuanto tengo que esperar T.T kiero ver el proximo ya

    ResponderEliminar