The Walking Dead 2x03 - 'Save the last one': Review


Una de las características de los cómics de "The Walking Dead" es que nos permiten ver una especie de involución humana, ver a las personas experimentar, debido a la muerte que los rodea, un comportamiento equiparable a las bestias. En la serie, despacito, comenzamos a ver los primeros indicios de eso. "Save the last one" nos habla de últimos cartuchos, últimos recursos, medidas desesperadas. ¿Qué os ha parecido el episodio?





Decisión.

Nuestros supervivientes del apocalipsis zombie se encuentran durante todo el episodio jugando al juego de la espera. Sólo unos pocos pasan a la acción, como Glenn y T-Dog, quienes llegan a la granja para llevar medicinas y para buscar ayuda para el brazo del segundo (y donde empezamos a ver cierta química entre Glenn y Maggie), y un cambiadísimo Daryl, quien decide emprender una búsqueda nocturna de Sophia y Andrea, quien directamente elige no intentar dormir y practicar obsesivamente cómo montar y desmontar un arma, decide acompañarle. De nuevo, la búsqueda es infructuosa, sólo consiguen encontrar a un suicida convertido en zombie, pero esperemos que la visión de ese horrible destino consiga alejar de Andrea las ideas de suicidio. Al menos parece que está intentando perdonar a Dale. Ahora, que decida vivir, porque, como confiesa a Daryl, aún no lo ha hecho.


En la granja, la situación es desesperada. Otis y Shane tardan demasiado, y todos empiezan a temerse lo peor. Hershel, ante los desvanecimientos y convulsiones del niño, sabe que se acaba el tiempo, que la vida de Carl se apaga, y que pronto habrá que tomar una decisión. Una decisión que ya lleva tiempo dando vueltas en la mente de Lori: la mujer se pregunta si no sería mejor dejarle ir... para que el niño no tenga que sufrir más el horrible mundo en el que deben vivir. Resulta durísimo ver a una madre plantearse esa salida desesperada para su hijo.


Pero Rick, quien despertó de entre los muertos para encontrar a su familia, no está dispuesto a rendirse, quiere seguir adelante, encontrar una vida, encontrar seguridad, esperanza, y para ello necesita a su familia con él. No deja de donar sangre, hasta el límite de poner su vida en peligro por su hijo, algo que, no muy lejos de allí, están haciendo otras dos personas.


Último cartucho.

Con una mezcla de cariño, orgullo y nostalgia, Rick recuerda sus años de instituto junto a Shane, concretamente una anécdota sobre su amigo, quien hizo una de esas gamberradas que pasan a ser leyenda en las escuelas. De esas que ya llegan a ser delito, que suponen haber ido demasiado lejos.

Entonces, nos damos cuenta de algo. Si en un mundo organizado y bajo disciplina, Shane tenía un nulo respeto por la ley y la autoridad (hasta que se convirtió en ella), ¿hasta dónde llegará en este nuevo mundo en el que la única regla es: "sobrevive a toda costa"? Un personaje que vive a caballo entre los dos lados de la moral siempre es interesante en este tipo de historias.

Por eso, resulta muy adecuado el regreso al instituto, porque, igual que aquella vez llegó demasiado lejos, esta vez lo volverá a hacer, marcando de nuevo un punto de inflexión para el hombre, simbolizado por su afeitado craneal, al más puro estilo Walter White / Heisenberg.


Pero, ¿por qué es tan grave lo que ha hecho Shane? En un mundo arrasado por la muerte, donde la mayoría de las personas no son más que cadáveres fieros y hambrientos, la vida humana es el bien más valioso de todos. Y en esos momentos había tres de ellas en juego. Si Otis y Shane morían, Carl moriría también.


Heridos, agotados, cargados como mulas y sin apenas munición, con decenas de zombies pisándoles los talones, tenían pocas posibilidades de escapar con vida, de salvar al niño. Y Shane sólo ve una oportunidad: que uno de los dos salga con vida. Sin pensárselo dos veces, dispara a la pierna del hombre, dejándole allí tirado, vivo, a merced de los caminantes, quienes se detienen a despedazar y devorar al hombre, permitiendo que Shane escape.

Shane "guardó la última" bala para esto, de ahí el título del episodio. Un último disparo, una medida desesperada para salvar dos vidas en lugar de perder tres. Una fiera pelea, dos hombres luchando con sus últimas fuerzas. Pero, la pregunta es, ¿por qué no apuntar a la cabeza y acabar con el sufrimiento? ¿Por qué condenar al pobre Otis, un hombre quien, tras haber disparado a Carl, cargado de culpa, ha arriesgado su vida de un modo tan noble, llegando a salvar a Shane en una ocasión, a un final tan doloroso y horrible? ¿No hubiese sido preferible un poco de piedad?


Desde luego, fuese necesario o no usar a Otis de distracción, la crueldad sobraba. Y aunque en un principio Shane parece aturdido y atormentado, enseguida recupera cierta compostura y se afeita la cabeza para esconder las evidencias de la pelea. Y, cuando ve a Carl descansar apaciblemente fuera de peligro, Rick le abraza y Lori le pide que se quede con ellos, seguro que el hombre siente que el horrible asesinato que ha cometido ha valido la pena.


Otra cosa es lo que le parecerá a los espectadores.


Opinión.

Tras un inicio de temporada bastante pausado, por fin "The Walking Dead" entra en acción. Hemostenido una buena ración de zombies, algunas escenas de personajes bastante importantes, y lo más destacado, la decisión de Shane, que seguro dará mucho que hablar sobre este personaje.

La verdad es que, aparte de las polémicas que despertará entre defensores y detractores de Shane, esta trama convierte a un personaje que hasta ahora era bastante tópico en uno interesante dentro de esa ambigüedad moral que ha demostrado y seguro seguirá demostrando.

Ahora que nos hemos quitado de en medio lo del disparo de Carl, es hora de que encuentren a Sophia y podamos seguir avanzando a nuevas tramas. Buen episodio, pero esperemos que sea sólo el principio.

COMPÁRTELO

Sobre los comentarios:
El equipo de Llegaron Para Quedarse se reserva el derecho de eliminar todo comentario que contenga:
- Agravios hacia comentaristas y/o responsables de la página.
- Links externos sin autorización.
- Cualquier contenido que pueda considerarse inapropiado.

5 comentarios :

  1. Anónimo3/11/11 2:53

    Algo para rescatar de Shane es que sabiendo que los dos no iban a poder salir de ahí con vida, decide sacrificarse y le dice a Otis que siga sin el. Al final Otis no hace o no quiere hacer caso a Shane y decide erróneamente tratar de que los dos sobrevivan. Finalmente Shane toma esa decisión que se mueve en el área gris de la moralidad, pero que es la única salida. Otis nunca hubiese cedido a que uno de los dos quede voluntariamente ahí. Claro que Shane podría haberse pegado un tiro a sí mismo, o ya que optó por que Otis sea quien no regrese, dispararle a la cabeza y no a la pierna, ya que no merecía morir así. Claro que evaluar bien todo esto en unos pocos segundos, muerto de miedo, cansado, con hambre, en un mundo sin esperanza y con decenas de zombies persiguiéndote a unos metros no es tarea fácil. Yo no juzgo a Shane. Y dicho sea de paso, ojalá el gran Jon Bernthal sea nominado a los Globos de Oro y a los Emmy por esta magnífica interpretación. Saludos a todos desde Buenos Aires!

    ResponderEliminar
  2. Anónimo3/11/11 6:35

    Ahora se parece mas al Shane del comic, parece que va a tener su mismo destino...

    SPOILER!!!!

    Alguien sabe si va a aparecer tyresse en la serie o el T-dog es el?. Creo que es fundamental en la trama, se que no van a seguir al comic al pie de la letra pero no sería emocionante verlo cargarse montones de zombies con un martillo...:)

    ResponderEliminar
  3. Anónimo3/11/11 8:56

    ¡¡Por fin un capitulo en el que salen bastantes zombis!! Si llegan a seguir por el camino que estaban llevando, corría serio peligro de acabarse llamando the talking dead.
    John Berntal ayudado mucho por el giro que tiene su personaje ha mejorado “algo “su patética actuación, que ya cansaba con sus únicas dos caras, la de panoli y la de desesperado. Solo falta que eliminen personajes como el de Lori(¿donde aprendió a actuar esta mujer?)Carol y T-Dog ya que no pintan nada y empezar a fijarse un poco + en el comic (ya que salen como 10 veces + zombis y pasan situaciones mucho mas jodidas) y la serie pegará un salto de calidad considerable, porque llevamos como que 9 capítulos en total y la sensación de que la serie no termina de arrancar es constante.

    ResponderEliminar
  4. Anónimo3/11/11 9:08

    Por cierto, alucinante la cantidad de gente que duerme en tiendas de campaña en pleno apocalipsis zombi, en dos capítulos cada vez que van buscar a Sophia se encuentran con algún “listo” que su mejor idea es irse a acampar en pleno bosque al lado de una autopista, por no hablar de todos los protagonistas en la primera temporada y su afán de acampar al aire libre.
    Porque ya sabéis chicos y chicas, que si los muertos empiezan a caminar sobre la tierra y empiezan a comerse y despedazar a la gente no hay nada más seguro que la mosquitera de tu tienda de campaña. O.O

    ResponderEliminar
  5. mi teoría de porque disparo a la pierna y no a la cabeza, es que a los zombies les gusta la carne de personas vivas, por eso no se comen entre ellos, como sea si le disparaba a la cabeza entiendo que igual lo habrían comido, pero esa podría ser una razón.

    ResponderEliminar