Dexter: Entrevista a Colin Hanks para LA Times

¿Quieres enterarte de todas las actualizaciones al instante?
¡Síguenos en FACEBOOK o en TWITTER, o hazte seguidor del blog!


Colin Hanks, de 33 años, está rompiendo el molde de sus anteriores papeles de buen chico al interpretar a Travis Marshall, quien, junto al profesor James Gellar [Edward James Olmos] se dedica a una extraña matanza en la sexta temporada de "Dexter". Tras el salto, el actor habla para LA Times sobre su papel.

Tu personaje es bastante intenso, una especie de villano de "El Silencio De Los Corderos" mezclado con un fanático religioso. ¿Qué puedes decirnos de él?

Obviamente es un hombre muy perdido y confundido que ha caído - no quiero decir eso - y ha elegido aliarse con el Profesor Gellar, y ahora están muy determinados a cometer esos crímenes. Pero, para ellos, no son crímenes. Lo que intentan es traer un nuevo mundo, por decirlo de algún modo.

El apocalipsis.

Exacto. Esencialmente intentan acabar con este mundo y traer el nuevo. Es una dinámica realmente interesante, porque, a diferencia de otros "malos" de la serie, los cuales han sido geniales, estos dos tíos lo hacen porque genuinamente creen que están haciendo lo correcto, mientras que los otros sabían que hacían cosas malas y obtenían algo de ello. Estos dos tienen cierto sentido del propósito, lo cual lo hace muy diferente. Eso realmente difumina, de un modo extraño, el concepto de asesinos en serie. Al final, resultan ser seres humanos increíblemente estropeados.

¿Habrá conexión entre ellos y Dexter, un asesino en serie con ese sentido de lo correcto?

Obviamente creo que es parte de la conexión que los guionistas y el showrunner Scott Buck están creando. Miro a cada villano de la serie, y todos tienen cierto reflejo en Dexter, y esta temporada él atraviesa una fase religiosa. Su personaje crece, y se hace preguntas, ya no solo como "asesino en serie" si no como ser humano, como padre.

Interpretaste a un personaje religioso en "Mad Men". ¿Te interesa la religión?

En realidad no. Supongo que quizá alguien de "Dexter" vio lo de "Mad Men" y pensó que podía hacerlo. Para ser honesto, no soy religioso, así que "Mad Men" fue difícil de hacer. Lo de "Dexter" es diferente porque viene desde otro punto de vista. Pero, más que nada, era difícil ir al trabajo a veces, levantándome por la mañana sabiendo que pasaría 12 horas con una mentalidad oscura, fingiendo hacer daño a la gente y diciendo cosas que... no son fáciles de decir.

Hay gente que comenta que tu "mirada maligna" les da escalofríos. ¿Has estado entrenando o es natural?

Diré que es natural. El aspecto más fabuloso de "Dexter" para mí es que ciertamente ha sido una oportunidad para hacer algo completamente diferente de lo que he hecho hasta ahora. Aparte de temas religiosos, la mayoría de veces estoy en una comedia y soy un hombre serio, y me provocan hasta hacerme explotar. O soy un personaje que simplemente sirve a la historia y comenta la situación. Con esto he podido probar algo completamente diferente y alejarme de las nociones preconcebidas que la gente tiene sobre mí.

¿Y cuáles son esas?

Tío simpático, nada peligroso, dulce, sincero, mejor amigo, honesto... tengo que tomar eso y manipularlo para tener todo eso en la superficie, pero por dentro ser un individuo perdido, con conflictos y confusión emocionales. Y malvado. Por momentos, muy malvado. Así que ha sido realmente divertido jugar con esas convenciones. Y te voy a ser honesto: estoy deseando asustar a la gente en la cola de la cafetería. [...]

COMPÁRTELO

Sobre los comentarios:
El equipo de Llegaron Para Quedarse se reserva el derecho de eliminar todo comentario que contenga:
- Agravios hacia comentaristas y/o responsables de la página.
- Links externos sin autorización.
- Cualquier contenido que pueda considerarse inapropiado.

0 comentarios :