Especial: 15 series finalizadas que no hay que perderse



Normalmente hablamos de series en curso, para poder ir trayendo noticias sobre la actualidad de éstas. Pero eso no quiere decir que no disfrutemos de algunos programas que, ya terminados, son perfectos para una de esas maratones de series que tanto nos gustan. Más o menos recientes, terminadas hace años o terminadas hace poco, estas son series que, por diferentes circunstancias son ya consideradas clásicas, y que seguro muchos de vosotros conocéis o habéis visto, pero, aún así, es probable que alguien encuentre útil estas recomendaciones para que, cuando nos encontremos sin series, tengamos un buen puñado de episodios que disfrutar. Y, contadnos, ¿hay alguna serie clásica que echéis de menos en esta lista? ¿Qué nos recomendáis?

Nota: No os preocupéis, hemos tratado de hacer, en la medida de lo posible, un post sin spoilers. Podría haber alguno leve en los vídeos, pero lo demás está libre.



"The X-Files" (1993-2002).




La mítica serie creada por Chris Carter es, hoy, tan atractiva como el primer día. Ahora que la fiebre por "Fringe" está a la orden del día, es el mejor momento para conocer, si no la conocemos ya, su principal y más evidente fuente de inspiración. Un departamento del FBI destinado a la investigación de sucesos paranormales no puede darnos más que una historia apasionante.



Una magistral mezcla de capítulos autoconclusivos y una atrapante trama central, y la presencia de algunos de los mejores personajes que ha dado la televisión, como lo son Fox Mulder, Dana Scully, Walter Skinner o El Fumador, son los principales atractivos de esta serie. Pero no los únicos. Ahora que están tan de moda los triángulos amorosos, que a veces terminan resultando cargantes o fuera de lugar, "The X-Files" nos regala una de las mejores tensiones sexuales no resueltas mejor llevadas que podemos encontrar. Y, por alguna razón, siempre es una agradable sorpresa encontrar a esos actores que nos son familiares de series actuales en algunos papeles anteriores. Aparte del genial Hank Moody de "Californication" (David Duchovny) en el papel estelar de Mulder, podemos encontrar personajes recurrentes como el de Nicholas Lea ("V"), Terry O'Quinn ("Lost") o Laurie Holden ("The Walking Dead") y a invitados como Mark Pellegrino y Michael Emerson ("Lost") o Bryan Cranston ("Breaking Bad").



Y que no os eche para atrás que tenga nueve temporadas: la serie es tan adictiva que se pasan volando. Si os gusta "Fringe", no podéis estar sin ver esta genial serie.


"ER" (1994-2009).




El tristemente desparecido Michael Crichton creó esta fascinante serie ambientada en la sala de urgencias del hospital County General de Chicago. Otra fuente de personajes atractivos y míticos, "ER" es la serie que convirtió a George Clooney en una estrella, la que inspiró a productos actuales como "Grey's Anatomy",  a cierta comedia que mencionamos más abajo, e incluso podemos decir que, indirectamente, a partir del modo de ser de uno de sus personajes, a "House".






"ER" resulta un atractivo drama que nos narra las complejas vidas del personal del County, los duros dilemas a los que se enfrentan en su trabajo y en su vida personal. Profundiza en ellos a medida que van y vienen, maduran, ascienden en su carrera o arriesgan la misma por el bienestar de algún paciente. Más realista que muchas otras, pero sin renunciar a, de vez en cuando, aportar algo de espectacularidad, "ER" es una serie digna de ser vista. Y, de nuevo, encontraremos cientos de actores que conocemos de las series actuales, como a una jovencísima Julie Bowen ("Modern Family") o a algunos de los niños de la serie, o a Elizabeth Mitchell ("Lost", "V")...



"ER" finalizó tras 15 temporadas, una cifra que puede echar atrás a muchos, pero merece la pena darle una oportunidad a esta serie clásica que dejó huella en la televisión, y de la cual bebe mucha de la ficción que vemos hoy en día.


"Oz" (1997-2003).




"Oz" fue uno de los primeros éxitos de la prestigiosa HBO. Es una cruda serie sobre una prisión experimental, el correccional Oswald, que desde el primer instante demuestra ser un desastre, donde la violencia es el pan de cada día, donde los reclusos más peligrosos conviven con una cierta libertad que les permite dar rienda suelta a sus bajos instintos.



Dura y cruel, "Oz" muestra la vida en esta cárcel desde el punto de vista de esos presos, y de algunos de los trabajadores. Los diferentes eventos van mostrando cómo puede afectar la cárcel a los diferentes reclusos. Unos se reformarán, otros se convertirán en alguien peor, pero todos cambiarán por la experiencia... si es que sobreviven a la dura vida en Oswald. Pese a la violencia y la dureza del lenguaje, merece mucho la pena adentrarse en las mentes de esta gente, y sobre todo, para ver el fuerte componente de denuncia que tiene la serie. La pena de muerte, el funcionamiento carcelario norteamericano, la corrupción política y muchos temas más se tocan en esta serie. Fans de "Lost", de "Dexter" o "Fringe" se encontrarán con algunos de sus actores (como Harold Perrineau, Adewale Akkinouye-Agbaje, Lauren Vélez, David Zayas, Kirk Acevedo o Lance Reddick) .

Seis temporadas no muy largas, al más puro estilo del cable, forman "Oz". Si bien al principio el formato, con esas escenas intermedias de narrador, y los cientos de personajes que entran y salen, puede resultar extraño, la serie es una joya que vale realmente la pena.


"The Sopranos" (1999-2007).




Si "Oz" fue el primer gran éxito de HBO, "The Sopranos" fue el bombazo que consagró a la cadena como un referente en series de ficción. Esta serie creada por David Chase se centra en la figura de Tony Soprano, jefe de una organización mafiosa, y en los problemas a los que se enfrenta, ya sea en su vida en el mundillo del "tratamiento de residuos" o en su vida familiar.



"The Sopranos" siempre es referenciada como una de las mejores series de la historia de la televisión, debido a la calidad de sus guiones, a sus actuaciones y a la cuidada técnica de los episodios. Y, de nuevo, la profundidad y fuerza de sus personajes, como el propio Tony, su esposa Carmela o Christopher Moltisanti, se convierte en un enorme punto a favor para el disfrute de la serie. Tony es un hombre rodeado por problemas, impulsivo pero atormentado por el peso de sus decisiones, quien acude a psicoanálisis debido a los problemas de estrés derivados de compaginar la vida criminal y personal. Y la dureza de carácter de su esposa, los problemas de sus hijos y todo lo que acompaña a sus "negocios" no hacen si no intensificar ese estrés, y absorber al espectador inmediatamente.

Seis temporadas, y un final polémico que divide a la audiencia (y que a mí, personalmente, me encantó) forman este pedacito de historia de la televisión al que todo amante de las series debería dar una oportunidad.


"Band Of Brothers" (2001).




Steven Spielberg y Tom Hanks, tras el éxito de "Save Private Ryan", decidieron continuar con su incursión en la Segunda Guerra Mundial creando esta exitosa miniserie para la HBO basada en la novela "Band Of Brothers" del prestigioso historiador Stephen Ambrose, que narra la experiencia de la Easy Company durante la guerra.


Esta superproducción nos permite acompañar a este valeroso grupo de paracaidistas, siguiendo los hechos reales documentados mediante la novela y los testimonios de los veteranos de la Easy Company. Esto se traduce en algo que podemos definir como un espectacular documental cinematográfico que nos muestra la crudeza de esa guerra, vista a través de los ojos de unos hombres a los que, en unos pocos episodios, llegamos a apreciar, a sufrir junto a ellos.

10 episodios no son nada. Esta obra maestra nos da mucho para una inversión de tiempo tan pequeña, por lo que no hay excusa para no darle una oportunidad.


"Six Feet Under" (2001-2005).


El prestigioso Alan Ball, quien ahora se encuentra detrás de "True Blood", firma esta serie, otra de las cuales no puede faltar en las siempre presentes listas de "mejores series". "Six Feet Under" nos mete de lleno en la vida de los Fisher, una familia que posee una casa funeraria, y cuyo cabeza de familia, Nathaniel, acaba de fallecer.



"Six Feet Under" es una serie con una increíble profundidad, que trata de tocar todos los aspectos de la vida, y, evidentemente, en ese ambiente, de la muerte. En general, podemos resumir la serie como el intento de todos los personajes de encontrar a su verdadero yo. La madre, Ruth, trata de seguir adelante tras la muerte de su marido. Nate, el hijo mayor, trata de negar el destino que le hace volver una y otra vez a casa. David trata de aceptar su homosexualidad, mientras que Claire, la más joven, intenta encontrar su camino en la vida. Todos ellos experimentarán cambios enormes, cambios que vienen del propio avance del tiempo, del camino de la vida. "Six Feet Under" es una serie que ayuda a ver las cosas de un modo diferente, que nos hace cambiar la perspectiva de la vida. Y, fans de "Dexter", no os podéis perder al enorme Michael C. Hall en el papel de David Fisher.

Cinco temporadas que nos llevan al que probablemente sea uno de los mejores finales de serie que podemos encontrar, en un viaje que disfrutaremos a cada momento, y que nos hará pensar constantemente.


"Alias" (2001-2006).


"Alias" es la serie que J.J. Abrams creó justo antes de "Lost", una historia protagonizada por Sidney Bristow, una joven agente de una organización llamada SD-6 quien, al descubrir que en realidad se trata de una organización terrorista, acude a la CIA, para quienes trabajará como agente encubierta.


"Alias" destaca por sus siempre inesperados y sorprendentes giros de guión, y por tener algunos de esos personajes que dejan huella. Conjuga la acción, el misterio y el sentimentalismo de un modo magistral, con la dosis correcta de todo ello para nunca sobrecargarnos con uno de esos aspectos. Sidney es un personaje que sufre innumerables reveses y sigue luchando, lo cual hace que el espectador apoye a la chica en su pelea contra el enemigo y en la búsqueda de cierta felicidad y normalidad. Y, seamos sinceros, todos amamos odiar a esos villanos que son Arvin Sloane e Irina Derevko.

Cinco temporadas de acción y aventura de la mano de Sidney, que en ningún momento nos cansan, porque, cada vez que la trama comienza a llegar a su fin, una sorpresa inesperada, un giro impresionante nos hará poner los ojos como platos y empezar a ver el siguiente episodio.


"Scrubs" (2001-2010).


Al hablar de "ER" mencionamos su influencia en cierta comedia, y esa comedia es "Scrubs". Pero las similaridades, que son básicamente el protagonista John Dorian (frente al John Carter de "ER") y su duro mentor (Perry Cox en "Scrubs" / Peter Benton en "ER") terminan enseguida, y "Scrubs" se destapa como una divertidísima comedia con identidad propia.


La serie pone su foco en las curiosas y divertidas vidas de unos peculiares personajes, entre los cuales encontramos a los amigos Dorian y Turk y su relación a veces cercana al homoerotismo, a la fóbica Elliot, al duro Dr. Cox, al jefe del hospital, el Dr. Kelso, y a la némesis del protagonista, el Conserje sin nombre, entre otros. Todo esto, con su divertido humor y sus peculiares señas de identidad (como las ensoñaciones de Dorian) da forma a una de las comedias más divertidas y adictivas que podemos encontrar.

"Scrubs" terminó en su octava temporada, pero la ABC sacó una especie de spin-off titulado "Scrubs: Med School" que finalmente se vendió como novena temporada, y fue cancelada a los 13 episodios. Esos 13 episodios no mantienen el nivel anterior de la serie, por lo que recomendaríamos quedarse al final de la octava temporada.


"24" (2001-2010).


Como habéis leído en las anteriores series que mencionamos, todas ellas tienen ese denominador común que es el regalarnos un personaje icónico de esos que, con frases o hechos, quedan en la memoria colectiva. Y Jack Bauer, el despiadado agente de la CTU, quien se ve una y otra vez arrastado al centro de extensas conspiraciones terroristas que debe resolver en menos de 24 horas, es un gran exponente de esto.


"24" fue, en su momento, una innovadora serie que narraba los hechos vividos por Bauer y el resto de personajes en tiempo estrictamente real (si contamos los cortes publicitarios), traduciendo esto en un día, 24 horas, por temporada. El resultado es una serie llena de acción, intriga política y constantes decisiones morales por parte de los personajes, quienes a menudo se ven obligados a decidir entre respetar la ley o evitar una amenaza mayor. En "24", muchas veces nada es lo que parece, y cada temporada nos encontramos con una apasionante trama de alcance político que se ramifica alcanzando límites insospechados, mientras asistimos a la lucha contrarreloj de Bauer por salvar, una vez más, a su país del desastre.

Dejando de lado los tintes patrióticos, "24" resulta una serie trepidante, adictiva y emocionante, que mientras nos entretiene con su acción y sorpresas, nos hace reflexionar sobre los límites de la ley, sobre la corrupción y las conspiraciones ocultas de aquellos que rigen el mundo. 8 temporadas y una TV movie situada entre la sexta y la séptima, son más de 8 días de emoción.


"The Shield" (2002-2008).


Y de un agente antiterrorista que se salta la ley por un bien mayor, pasamos a este agente de policía que se salta la ley para su propio bien: Vic Mackey, corrupto líder del equipo de asalto de la comisaría de Farmington, es otro de esos grandes personajes con nombre propio, un rostro que identifica a una serie.


"The Shield" proviene de las mentes de Shawn Ryan ("Terriers", "The Chicago Code") y Kurt Sutter ("Sons Of Anarchy"), y es una de esas series en las que los malos son los buenos, y los buenos entorpecen el camino de los malos. Como "The Sopranos", es una historia sobre hombres que comenten crímenes y tratan de compaginarlo con su vida familiar, con el correspondiente daño en ambas vidas, incompatibles. Michael Chiklis, quien da vida a Mackey, consigue crear a ese sucio agente lleno de ira, codicia y una inteligencia que le permite salir airoso de todos sus delitos. La oscuridad y ambigüedad de este fascinante personaje se ve complementada por una serie de interesantes protagonistas que le rodean, amenazándole o complementándole.


"The Shield" consta de 7 temporadas que avanzan y evolucionan con naturalidad hacia un final que, consecuente con el resto de la serie, resulta perfecto. Altamente recomendable.


"The Wire" (2002-2008).


La mayoría de listas de "La mejor serie de la historia" se ven encabezadas por esta creación del periodista David Simon, quien, tras trabajar durante 12 años en un diario de Baltimore, escribió una serie de libros sobre su experiencia, y, tras ver uno de ellos, "Homicide: Life on the street" adaptado a la televisión, se lanzó a la aventura de crear "The Wire".


"The Wire" es una serie extremadamente realista que refleja la realidad de la sórdidas y peligrosas calles de Baltimore, centrando cada una de sus temporadas en un aspecto de dicha realidad, ya sea el tráfico de drogas o el sistema escolar. La serie no disfrutó en su momento de un éxito comercial demasiado grande, pero el tiempo ha hecho que sea encumbrada por los críticos. Quizá no es una serie fácil, y puede que no termine de enganchar al espectador, pero es innegable la calidad que tiene. Y, ya que hablamos de personajes míticos en otras series, no podemos olvidar mencionar a Omar Little.

5 temporadas, cada una bien diferenciada con una temática, son las que conforman esta alabada serie que, según muchas opiniones, es imprescindible para todo amante de la televisión.


"Lost" (2004-2010).


Aunque la gran mayoría la habremos visto ya, "Lost" merece un puesto porque, probablemente, es una de las series más polémicas y discutidas que puede haber. Su final ha hecho correr ríos de tinta, ha levantado una polvareda impresionante y ha sido (y es) objeto de infinitas e interminables discusiones. Pero una cosa es segura: esta serie sobre los supervivientes de un accidente de aviación en una misteriosa isla es un pedazo de historia de la televisión, que cambió el modo de ver ésta.


"Lost" es una serie que nos enganchó con sus misterios y nos enamoró con sus personajes, que van desde el héroe atormentado al villano más cruel, pasando por el misterioso hombre de fe, todos diferentes, reconocibles y altamente identificables, y con un punto en común: un tormentoso pasado por el que quieren resarcirse. Durante seis temporadas, descubriremos gradualmente los misterios de ese extraño lugar, recibiendo algunas respuestas, mientras innumerables preguntas siguen apareciendo, mientras vamos sufriendo, amando u odiando a los personajes. El final puede gustarte o no, dependiendo de las expectativas que se hayan volcado en la serie, pero una cosa es segura: el viaje hasta él no tiene comparación.

Seis temporadas en la isla, ese es todo el tiempo de disfrute que "Lost" nos dio en pantalla, pero a eso debemos añadirle el mundo que la serie creó en la red, el masivo seguimiento de los fans, ávidos de noticias, material, imágenes. Esa fue una experiencia única, algo mágico que sólo se pudo vivir en el momento. Ahora queda la historia, que también es algo grande, pero aquel que vea ahora la serie ya no podrá disfrutar de lo que los fans vivimos durante los seis años de emisión.


"My Name Is Earl" (2005-2009).


El genio de Greg García tuvo como resultado hace unos años esta hilarante serie sobre un delincuente que, debido a un accidente de coche y un programa de televisión, decide dar un vuelco a su vida y enmendar todas sus malas acciones del pasado, las cuales irá tachando de una lista.


El absurdo y bestia humor de "My Name Is Earl" es su principal seña de identidad, al mostrarnos las vivencias de unos peculiares personajes, los seres queridos de Earl, empezando por su hermano y su ex-mujer, quienes le acompañan o tratan de entorpecer en su búsqueda de perdón propio. No es una serie que quiera hacer historia, ni quiera mostrar un nuevo punto de vista, o profundizar en un personaje. Es una comedia gamberra, divertida, dinámica y genial. ¿Qué más podemos pedirle?

Cancelada por baja audiencia tras cuatro temporadas, alrededor de 100 episodios de "My Name Is Earl" están ahí, esperándonos para sacarnos unas carcajadas.


"Prison Break" (2005-2009).


Se podrán decir muchas cosas sobre los últimos años de "Prison Break" (yo soy de los que los disfrutó), pero una cosa es innegable: su primera temporada es magistral. Los primeros 22 episodios que nos narran la historia de los hermanos Michael y Lincoln, y la desesperada acción de este primero para salvar a su hermano de ser ejecutado por un crimen que jura no haber cometido quedará en el recuerdo como una de las mejores temporadas que podemos disfrutar.



Michael Scofield es otro de esos grandes personajes que formarán parte del recuerdo televisivo, pero no el único que sale de esta serie. Fernando Sucre, Alex Mahone o Theodore Bagwell también estarán ahí. Y cosas como el tatuaje de Michael, como su elaboradísimo plan de fuga de Fox River, como el bolsillo de T-Bag, todos esos momentos míticos y detalles, no podremos olvidarlos. La primera temporada fue increíble, y la segunda mantuvo un gran nivel, pero por desgracia la serie sufrió mucho debido a la huelga de guionistas y perdió el favor de la crítica y la audiencia. Pero, de todos modos, ver "Prison Break" es garantía de disfrutar esa increíble primera temporada y, si pillas cariño a los personajes, ya será imposible detenerse hasta el final.

Cuatro temporadas y una especie de película final dan forma a la historia de estos dos hermanos quienes, cerebro y músculo, luchan por conseguir la libertad. Acción, intriga y sorpresas es lo que nosotros recibimos al verlos.


"Jericho" (2006-2008).


"Jericho" se hizo famosa por la dedicación de sus fans, quienes, tras su prematura cancelación al final de la primera temporada, crearon una masiva campaña ante la cual la cadena CBS decidió otorgar a la serie 7 episodios extra, una segunda oportunidad para seguir adelante, o para darle un final a la serie.


Ante las bajas audiencias resultó en la segunda opción, y aunque el final resultó precipitado, "Jericho" dejó para la posteridad 29 episodios, muchos fans huérfanos, y esa sensación de "lo que hubiese podido llegar a ser". "Jericho" era una serie bastante incómoda en su planteamiento para la sociedad norteamericana, planteando algunos de los miedos que atormentaban (y atormentan) al país. Quizá eso fue lo que provocó su corta estancia en las pantallas, pero, al mismo tiempo, atrajo la fidelidad de los fans que recuerdan la serie como algo grande.

Dos temporadas, de 22 y 7 episodios, que nos dejan un final apresurado pero bastante satisfactorio para la que fue una de las cancelaciones más dolorosas y sonadas de los últimos años, una serie que aún podría seguir de actualidad, sorprendente y adictiva.

¿Quieres enterarte de todas las actualizaciones al instante?
¡Síguenos en FACEBOOK y hazte seguidor del blog!

Aclaración: Esta publicación es de Febrero del 2011, por lo tanto, las series finalizadas en fechas posteriores, por obvias razones, no se encuentran en este listado.  

Pronto subiremos una nueva lista actualizada síguenos en TWITTER y te enterarás al instante. 

COMPÁRTELO

Sobre los comentarios:
El equipo de Llegaron Para Quedarse se reserva el derecho de eliminar todo comentario que contenga:
- Agravios hacia comentaristas y/o responsables de la página.
- Links externos sin autorización.
- Cualquier contenido que pueda considerarse inapropiado.

31 comentarios :

  1. Primero The Wire, luego las demás.

    ResponderEliminar
  2. Falta Buffy cazavampiros, no me creo que no esté en la lista xD

    ResponderEliminar
  3. Os dejáis una de las mejores series que se hicieron, de Aaron Sorkin, Studio 60, una obra maestra de pies a cabeza y que merece la pena echarle un vistazo, mucho mejor que Band Of Brothers, por ejemplo, en todos los sentidos.

    También me sorprendió mucho Journeyman, aunque sus 13 episodios no den casi juego pues se canceló la serie.

    ResponderEliminar
  4. falta también 2the west wing" (conocida en españa como "el ala oeste de la casa blanca"), una serie vale muuuuuuuucho la pena :-)

    ResponderEliminar
  5. En esa lista tambien podrian estar series como Seinfeld, Rome, Friends, Arrested Development, Battlestar Galactica 2003, Firefly ...

    ResponderEliminar
  6. Lost
    Prison Break
    Scrubs;
    mis favoritas, en ese orden...
    por supuesto que están en nuestro recuerdo porque
    llegaron para quedarse...
    Saludos, muy buen trabajo

    ResponderEliminar
  7. La primera de Prison Break es magistral pero el resto es muy flojo.

    Falta Battlestar Galactica en esa lista. Series como Jericho o Bands of Brothers son muy buenas y yo incluiría Jeremiah.

    ResponderEliminar
  8. En mi opinión sobran Jericho, Scrubs y Alias.
    Y las sustituría por Carnivale, The Pacific y Nip & Tuck
    ¿Por que?
    Jericho es una serie tipo "Flashfoward" y sinceramente, me gustó más esta última. Scrubs es muy divertida, pero cansa demasiado y Alias no he tenido el gusto de verla pero confio más en Carnivale que para mi es una obra de arte, discutible por la falta de creatividad y audiencia en la 2º temporada. The Pacific es un relato menor que Band of Brothers pero emocionante al fin y al cabo; y Nip and tuck me parece una excelente serie.

    ResponderEliminar
  9. The X-Files lo máximo siempre!!

    ResponderEliminar
  10. Lost una serie imperdible! la amaran!

    ResponderEliminar
  11. Trent_2v1/3/11 2:53

    The sopranos, lost, the shield y six feet under.. Simplemente fenomenales.. muy buenas recomendaciones no he visto the wire y estoy lleno de intriga ahora.. Lo malo de prison break es que llega ser una serie muy estirada, pero sin duda emocionante hasta el fin.. Por hay mencionaron Nip tuc, pero esta es buena hasta la 2da temporada, despues se convierte en algo inconsistente, relleno de puros cambios de trama y pentagonos amorosos, que termina dando una trama peor que la de algunas telenovelas latinas..
    Me vere band of brothers, cuando el tiempo me lo permita, a ver que tal es.. Muchas gracias por las recomendaciones estan genial..
    ...
    Saludos

    ResponderEliminar
  12. Anónimo1/3/11 11:25

    Felicidades un gran post, teneis que hacer mas de este tipo, creo que habeis puesto sin duda las mas importantes y de mas calidad y repercusion. Sin duda me quedo con la mejor de todas que es 24 (no hubo ni habra serie mas adictiva) tambien me encantaron Lost Prison Break y X Files, y la que si que falta es la mejor comedia que ha habido Friends.

    ResponderEliminar
  13. Excelente entrada!!!! Ayuda mucho a animarse a ver series con tantos capítulos.
    Si la lista fuera de 16, yo añadiría Battlestar Galactica 2003.

    ResponderEliminar
  14. A lo mejor deberias haber intentado ser algo mas... no se... objetivo. (opino)

    Quiero decir... me parece muy bien que te enganchasen tanto Scrubs, Urgencias, Alias y Prison Break... pero estarás conmigo en que en ABOSLUTO son series redondas (mas bien todo lo contrario) Sin embargo, ni si quiera hablas de joyas perfectas PERFECTAS!!!!! como Battlestar Galactica, o Twin Peaks o Yo Claudio o Friends (y eso qeu Friends no me gusta na de na, pero al cesar lo que es del cesar....)

    pero bueno... el blog es tuyo y te lo follas como quieres no? pos fale

    ResponderEliminar
  15. Fernando1/3/11 15:22

    Muy buena eleccion de series, igualmente falta con seguridad Battlestar Galactica, una serie muy buena y que cierra perfecto.
    Otras que ni se memcionan aca, pero que personalemente me gustaron mucho son "Star Trek: Deep Space Nine" la cual, de la saga de Star Trek es la que tiene mas variedad temática y una historia de fondo !! Y Stargate SG-1 (me gusto mucho la accion de la serie !!)
    Gracias igual por el post !!!!

    ResponderEliminar
  16. Anónimo1/3/11 15:55

    Yo añadiría Stargate SG1 y Atlantis.

    ResponderEliminar
  17. Anónimo1/3/11 21:04

    la mejor es lost con diferencia; es una serie que engancha, que puedes ver capitulo tras capitulo sin aburrirte ni un momento y con misterios e historias de todo tipo. estoy viendo Los Soprano y me parece genial pero en algunos momentos se hace lenta no como lost; la mejor

    ResponderEliminar
  18. Un gran post. Para mí las mejores son "The Wire", "Lost", "The Sopranos" "X Files" "Band of Brothers".

    ResponderEliminar
  19. Mis dos series favoritas son Alias y Lost, así que me alegra mucho verlas por ahí!

    No veo tan imprescindibles algunas como ER o Scrubs, de las que he visto bastante, pero el blog es vuestro xD

    Y de las que has puesto y no he visto, estoy segurísimo de que SixFeetUnder me encantará. Pero estoy esperando a tener tiempo pa verla tranquilamente ^^

    ResponderEliminar
  20. Anónimo2/3/11 15:13

    Falta Dexter y Big bang theory

    ResponderEliminar
  21. TWIN PEAKS falta
    error

    las que estan, estoy en acuerdo con la mayoria.

    ResponderEliminar
  22. Anónimo2/3/11 22:24

    Friends! por dios, FRIENDS!

    ResponderEliminar
  23. Y qué pasa con Veronica Mars?!!

    ResponderEliminar
  24. Llevo 4 temporadas de The Sopranos y es maravillosa. Tanto los guiones como las interpretaciones son de lo mejor que he visto jamas. Solo Sixfeetunder, que para mi, sigue siendo la mejor serie que he visto, puede llegar a superarla en guion y tematica. Para quien no la haya visto no se pierdan Sons Of Anarchy, vale muchisimo la pena.

    ResponderEliminar
  25. Faltan TWIN PEAKS (¡la serie de las series!) y CARNÍVALE (una pena que la cancelasen).

    ResponderEliminar
  26. PRISON BREAK es la ostia. Luego ya Breaking Bad, LOST y... como no, THE WALKING DEAD.

    ResponderEliminar
  27. Deadwood, donde esta!!!!!!!???????????????

    ResponderEliminar
  28. Anónimo17/4/12 8:52

    Para comedias, no se pueden perder: MIRANDA, LITTLE BRITAIN, COME FLY WITH ME, MODERN FAMILY y HOT IN CLEVELAND.

    ResponderEliminar
  29. The wire y luego nada y luego a lo lejos las demas

    ResponderEliminar
  30. Anónimo3/8/13 18:28

    en gustos no hay disgustos

    para mi gusto#1- lost--#2 -espartaco-#3 juego de tronos-#4 the walking dead

    ResponderEliminar
  31. Falta Fringe... De principio a fin me ha tenido enganchado a mi y a practicamente todo aquel a quien se la he recomendado. me la vi de tiron en 2 meses
    y fue espectacular

    ResponderEliminar