The Walking Dead 1x02 - 'Guts': Análisis


Frank Darabont, Andrew Lincoln y más miembros del equipo y reparto de "The Walking Dead" nos han repetido en muchas entrevistas que cada episodio de la serie tiene un tono, un ritmo diferente al anterior. Tras el apocalíptico, silencioso y angustioso piloto de la semana pasada, este "Guts" es un capítulo lleno de acción, diálogo y movimiento, pero que aún así conserva la esencia de la historia, e intercala pequeñas pero significativas escenas que nos permiten conocer a los personajes, ya sean nuevos o importados del cómic. Y, hablando del cómic, aquí vemos una derivación respecto a éste mayor a la mostrada en el piloto, aunque, sin embargo, tenemos famosas escenas del cómic, aunque situadas en otro contexto. Los cambios nos muestran un mundo más peligroso, más duro... quizá, en ese sentido, más real. Así que aquí no podremos hacer tanta comparación con el cómic como la semana pasada, por lo que principalmente nos centraremos en el episodio en sí. ¿Qué os ha parecido este "Guts"? ¡Comentadlo con nosotros! ¡Y no olvidéis que seguimos actualizando el blog bajo este post!



Tripas.

"We need more guts", dice un decidido Rick Grimes a sus (y nuestros) nuevos compañeros supervivientes, mientras despedaza a hachazos el cadáver de un zombie. Necesitan más tripas, sí, para poder camuflarse entre los caminantes con su mismo olor, para escapar de la trampa en la que están encerrados.

Pero también podemos entenderlo de otro modo. "We need more guts" significa que hay que echarle más agallas, que hay que echarle cojones. No sirve de nada quedarse quietos y asustados, porque eso puede significar la muerte. El aislamiento no es la solución, a veces se convierte en una trampa. La inmensa amenaza que suponen los zombies requiere una unión lo más fuerte posible para poder sobrevivir. Este "live together or die alone" del mundo postapocalíptico necesita que todos los implicados sean valientes y decididos, porque un instante de duda es lo que marca la diferencia entre vivir un día más o ser comida para zombies. En ese nuevo mundo hay que ser duro y valiente para sobrevivir, y tras el impacto inicial, Rick se ha dado cuenta de ello. Ahora, en la temática recurrente de "Guts" vemos cómo Rick hace gala de sus agallas, cómo recobra su antiguo ser, y cómo rápidamente trata de adaptarse a una nueva situación desconocida para él. Como este episodio no es para estómagos sensibles, echémosle guts, y vamos allá.


Instinto.

De nuevo "The Walking Dead" da comienzo con una escena con tintes bastante atrevidos. Si bien no es como la niña del episodio piloto, vemos otra muestra de lo que es el mundo de "The Walking Dead", donde las cosas funcionan diferente a como lo hacían antes, pero esta vez en otro ámbito.

En un campamento que parece completamente dependiente de Shane, Lori, habiendo asumido la muerte de su marido, se siente necesitada de protección para ella y su hijo. Una protección que busca en brazos de aquel que parece encontrarse al mando, Shane.

Por eso, cuando vemos que ambos se escapan durante unos instantes de las miradas del campamento para estar juntos, vemos que se funden en un momento rápido, duro, sucio, animal. No vemos amor en el gesto, sólo vemos una imperiosa necesidad de contacto, de calor. No es un momento tierno y cariñoso... es algo instintivo. Y aunque no muestra nada, apenas vemos nada, la escena deja una sensación sucia, violenta... mientras la alianza de boda de Lori descansa cerca de su cabeza, ella gime de placer, y todos sentimos ese acto como lo que es. Una traición.





Huída desesperada.

Mientras Lori y Shane se dan un homenaje olvidando al supuestamente fallecido Rick, el agente está cerca de la muerte a kilómetros de allí. Encerrado en el tanque, rodeado de zombies, sólo le queda la esperanza de confiar en la misteriosa voz que le habla desde la radio del tanque, y que le anima a intentar salir corriendo del tanque, siguiendo su guía.

Es el primer momento en que Rick debe echarle agallas, si no quiere sufrir una muerte horrible en el interior de ese lugar. Comprueba su arma, y encuentra una granada de mano, de cuya existencia no habla, y que seguramente vuelva a tener importancia en el futuro. Pero, por ahora, debe centrarse en salir de allí, ya que apenas le queda tiempo. Usando una pala como arma, y confiando en su velocidad y puntería con el arma, consigue abrirse camino hacia donde está el dueño de la voz de la radio, uno de los personajes más queridos del cómic, Glenn.


Resulta sorprendente el increíble parecido del actor Steven Yeun con el personaje del cómic, así como el modo en que calca su actitud y personalidad. Y un detalle a destacar, es que en toda esta conmoción, Rick pierde la bolsa de armas en la serie, mientras que en el cómic se las arregla para conservarla y salir de la ciudad. Y otro par de objetos icónicos del cómic que no podemos ver en la serie son el hacha de mano que Rick consigue en el establo del caballo y que le acompaña durante gran parte del cómic, y el sombrero de Sheriff, el cuál también vemos durante largo tiempo en la novela gráfica. En la serie, el hacha no existe, y el sombrero también se pierde en Atlanta.


Ruido

En el cómic, tras una carrera por los tejados, Rick y Glenn consiguen escapar de los zombies, salir de la ciudad, y llegar al campamento a las afueras. Pero aquí, en la serie de TV, las cosas no son tan sencillas. La amenaza zombie se ve intensificada, y por tanto, la precaución que debe tomarse, también. Por eso, a diferencia del cómic, Glenn no se adentra él solo en la ciudad en busca de suministros (aunque declara que en ocasiones anteriores se internó en la ciudad él solo), si no que cuenta con la compañía y ayuda de varias personas más. Aunque esas personas no parecen muy contentas al ver a Rick.


¿Por qué esa reacción? Bien, el espectáculo que ha armado Rick en la calle, con disparos, carreras y demás, ha hecho que cientos de zombies rodeen el lugar donde están, dejándoles sin escapatoria.

Si nos fijamos en la escena de los zombies golpeando las puertas del centro comercial, nos daremos cuenta de que se han tomado ciertas libertades en la "naturaleza" de los zombies, ya que éstos parecen ser capaces de utilizar rudimentarias herramientas tales como rocas para conseguir sus fines. En el cómic no era así, los zombies no eran capaces de recoger objetos o golpear con ellos. Pero, como todo, son licencias que sirven para hacer la acción más cinematográfica, y que no creo que tengan demasiada influencia salvo en momentos puntuales.


Por si fuesen pocos los zombies que tratan de entrar siguiendo la pista de Rick, comienzan a escucharse disparos en el tejado del edificio. A los personajes nuevos que, junto a Rick, Glenn y Andrea conocemos en la tienda (Morales, Jacqui, T-Dog) se une un sureño racista y descerebrado llamado Merle, quien considera que tiene el poder por ser el portador de un arma.


Tras dar una brutal paliza a T-Dog, Merle cree que con su demostración de fuerza se ha hecho con el liderazgo del grupo. Rick entiende rápidamente que sólo la fuerza puede servir para lidiar con alguien así, y, tras derribarle de un golpe, le esposa y, casi sin darse cuenta, con un discurso, se proclama el líder de toda esa gente.

"Las cosas son diferentes ahora. Ya no hay negros, tampoco hay basura blanca. Sólo carne oscura y carne blanca. Nosotros y los muertos. Sobreviviremos estando juntos, no separados".

Por desgracia, aquel a quien va dirigido, Merle, no hace el menor caso. Rick le amenaza con el arma, para finalmente decirle que le dará un tiempo para pensarlo. Y, pese a la demostración de fuerza y valentía que acaba de hacer, vemos que a Rick le tiemblan las manos. Sigue tan aterrado como el resto... pero sabe que debe contener ese miedo si quieren salir con vida.



Ratas.

Pese a los conflictos siempre presentes en los humanos, no debemos olvidar la omnipresente amenaza de los zombies, que en cualquier momento pueden hacer acto de presencia. Mientras tiene lugar la pelea en el tejado, cientos de caminantes siguen congregándose alrededor del edificio.


Rick sugiere escapar por las alcantarillas, y todos encuentran viable la sugerencia. Pero como no tiene el conocimiento suficiente de la zona, ni la agilidad de Glenn, es éste último quien organiza a todos mientras, junto a Morales, se adentra en las alcantarillas.

Mientras ellos dos se adentran en el oscuro túnel, T-Dog intenta contactar con el campamento, sin éxito. El racista Merle trata de convencerle de que le suelte, con promesas y engaños. Pero T-Dog, sabiendo que Merle no podrá resistir su tendencia racista, e intentará vengarse de Rick, se niega. Al mismo tiempo Andrea y Rick conversan en la tienda, vigilando a los zombies, y la relación entre ellos parece volverse menos tensa. Andrea, quien al principio se mostró dura y amenazante, ahora se revela como una chica que fue presa de la desesperación durante un momento. Ni siquiera sabe usar el arma, a la que no había quitado el seguro, y se pone sentimental durante un instante, viendo un colgante que podría gustar a su hermana. Rick sugiere que se lo lleve, ya que el agente sabe que la ley ya no existe en ese mundo desolado.

Por desgracia, el primer intento de salida queda frustrado cuando Morales y Glenn descubren que el camino, aparte de estar bloqueado, ya tiene algunos ocupantes.Y no hablamos de las ratas, si no de aquellos que se alimentan de ellas.


Y, por si fuese poco, los zombies atraviesan la primera puerta del centro comercial, por lo que dejan a nuestros supervivientes poco tiempo para escapar.

Un recurso muy característico del cómic es mostrarnos una situación humana para interrumpirla bruscamente con, cuando nos hemos olvidado de ellos, la aparición de los zombies, como en este caso durante la conversación de Andrea y Rick. No deja de ser digno de mención que entre tantos momentos de tensión y terror, se encuentre hueco para pequeñas escenas que exploran la relación entre personajes. En este último trozo de serie hemos visto a Glenn luchar por sentirse líder, le hemos visto hablar de Rick con cierta admiración sobre su manejo de armas, hemos visto la relación de ocio entre Merle y T-Dog debido al racismo del primero, y hemos conocido más cosas sobre Andrea y su hermana. Los personajes se muestran y evolucionan a cada momento.


Camuflaje.

Desesperados por encontrar una salida ahora que los zombies están a punto de entrar, Rick tiene una idea cuando le comentan que los no-muertos se guían por el olfato. Y, con esto, encontramos que una famosísima escena del cómic se ve trasladada a la serie, aunque en otro contexto diferente.


Tras recoger un cadáver de un zombie (si es que eso puede decirse), Rick decide que el mejor modo de oler como un zombie es cubrirse con parte de uno, por lo que se dispone a despedazarlo.

Pero no puede. ¿Por qué? Porque aún lo ve como a un humano. Porque aún tiene compasión. Simbólicamente, abre la cartera del hombre, Wayne, busca entre sus cosas, habla de quién era. De ese modo recuerda que aquellos seres antes fueron humanos... y merecen un recuerdo. Tras ese pequeño momento de reflexión, es hora de respetar los deseos de Wayne, donante de órganos.

Entre hachazos y una horrible peste, no cesamos de escuchar los lamentos horrorizados de todos los personajes. Porque, en "The Walking Dead", no son superhéroes, ni duros tipos de acción. Son personas normales, cada uno con sus fortalezas y debilidades, que deben hacer lo necesario para sobrevivir, por más horrible y desagradable que sea.


Por los pelos.

Tras rebozarse en restos putrefactos, Rick y Glenn se adentran entre una multitud zombie, tratando de imitar sus movimientos para pasar desapercibidos y llegar hasta un vehículo que les permita salir de esa infernal ciudad infestada.

Mientras se acerca una tormenta, T-Dog es capaz de establecer contacto con el campamento, avisando de que están atrapados. Inmediatamente Shane comunica a todos que nadie va a ir a buscarlos... porque sería un suicidio. Eso desata la ira de Amy.


Las difíciles decisiones que Shane debe tomar probablemente le acaben costando su "puesto" al frente del campamento. Por cierto, un detalle notable es que en el cómic Andrea y Amy son dos hermanas que están en la veintena, mientras que aquí Andrea es bastante mayor que Amy. De cualquier modo, tampoco notamos demasiado este cambio.

Por desgracia para Rick y Glenn, en esos momentos, el caluroso clima de Atlanta decide tomarse un respiro y premiar a la tierra con un abundante chaparrón... que hace que el olor a podredumbre desaparezca y se vean atacados por los zombies.


En este punto vemos otra pequeña licencia que se han tomado con los zombies respecto a los cómics, ya que estos son capaces de dejar de tambalearse durante un rato, para echar a correr tras sus presas. De nuevo, no es más que un cambio para dar más espectacularidad y tensión a ciertas escenas como esta.

A duras penas, entre carreras y hachazos, consiguen librarse de los zombies y llegar hasta una camioneta, con la que consiguen alejarse de la horda hambrienta. Su rápida marcha hace temer al resto que los están abandonando, pero no es así. Necesitan un plan... y entre Glenn y Rick lo llevarán a cabo, mientras el chico distrae a los zombies usando la alarma de un coche, Rick recogerá al resto. O bueno... al resto menos uno, ya que cuando T-Dog se dispone, piadosamente, a soltar a Merle para que vaya con ellos, pierde la llave y se ve obligado a abandonarlo, aunque cierra la azotea para que los zombies no puedan alcanzarle.


Mientras, visiblemente desolados por haber dejado a Merle, se alejan de la ciudad, Glenn avanza a toda velocidad por la autopista, gritando emocionado. Sintiendo una efímera libertad.


Opinión.

Diferente, pero igual de genial. Así es este episodio de "The Walking Dead" en comparación con el episodio piloto. Para los fans del cómic es una sorpresa, ya que se aleja completamente de éste, mostrando una situación completamente nueva aunque integra retazos de otros momentos del cómic, como lo de recubrirse de restos de zombies y la lluvia.

De cualquier modo, esos añadidos lo que consiguen es recrudecer la representación del mundo postapocalíptico que se nos muestra, ya que, mientras que en el cómic, Rick y Glenn consiguen escapar de Atlanta sin mucha complicación, escalando por los tejados y pasando por debajo de alambradas, aquí el esfuerzo, el peligro y el riesgo son mucho mayores. Todo, de nuevo, es más espectacular, y hace sentir más tensión al espectador.

Si bien el anterior episodio apenas nos mostró nada de personajes que no fuesen Rick, Morgan y Duane, en éste conocemos a una buena cantidad de ellos. Si bien los que leímos el cómic conocíamos a Glenn y Andrea, ambos tienen pequeñas diferencias. Andrea al principio del cómic vivía más relajada, casi ajena a todo, mientras que aquí la hemos visto asustada, enfadada... aunque también hemos visto una pequeña parte de esa Andrea, que es capaz de ponerse a mirar con ternura un colgante de una sirena, mientras una horda de zombies golpea unos cristales a pocos metros de ella. En cuanto a Glenn, esta representación tiene un toque sarcástico, que no estaba muy presente en el personaje del cómic. Sin embargo, la esencia del personaje, ese chico que quiere ser un héroe, sigue intacta.

En cuanto a los nuevos personajes, se nos ha definido especialmente a Merle, el violento racista que termina abandonado en lo alto del edificio, y también bastante a T-Dog, a quien vemos como alguien que intenta hacer lo justo dentro de sus capacidades. De Morales y Jacqui no hemos sabido tanto, pero seguramente tendremos ocasión.

Dicho todo esto, toda esta avalancha de cambios en la historia no hacen más que dar un atractivo extra para los fans del cómic, ya que hacen la serie imprevisible, sin dejar de mostrar esos momentos representativos que todos queremos ver plasmados. Por eso, es perfectamente comprensible que la serie esté recibiendo tan buenas críticas, y que hayamos recibido ayer la noticia de su renovación por una segunda temporada. Esperando con ganas el tercer episodio, sólo podemos decir, bravo por "The Walking Dead".


En caso de tomar nuestro análisis, por favor, enlázanos aunque sea por el trabajo que nos ha supuesto hacerlo. Gracias.

COMPÁRTELO

Sobre los comentarios:
El equipo de Llegaron Para Quedarse se reserva el derecho de eliminar todo comentario que contenga:
- Agravios hacia comentaristas y/o responsables de la página.
- Links externos sin autorización.
- Cualquier contenido que pueda considerarse inapropiado.

11 comentarios :

  1. La escena cuando van cubiertos de tripas no la había imaginado así , fue muy tenso cuando los zombies los olían, tremenda escena

    ResponderEliminar
  2. Sin duda me encanto este capitulo, pese a como cambiaron la naturaleza zombie sin duda fue espectacular! ver como destasaban a ese zombie fue intenso... sin duda esta serie sera un exito total

    ResponderEliminar
  3. Este segundo episodio me gustó mucho más que el primero: fue más rápido y tuvo bastante acción y tensión. Bien hecho por The Walking Dead y AMC. Lo malo: los 6 episodios se harán nada

    ResponderEliminar
  4. no podran subir el capitulo es que me lo perdi :S

    ResponderEliminar
  5. Anónimo, de aquí puedes descargarlo:

    http://llegaronparaquedarse.blogspot.com/2010/11/walking-dead-1x02-descargas-vo.html

    O aquí verlo online:

    http://llegaronparaquedarse.blogspot.com/2010/11/walking-dead-1x02-capitulo-online.html

    Saludos!

    ResponderEliminar
  6. Genial, se desvio un poco del comic, me gusto mas el primero pero... genial...

    ResponderEliminar
  7. Genial. Me encanta

    ResponderEliminar
  8. Esta serie es genial. Estoy enganchadísimo!!!

    ResponderEliminar
  9. lucas badalona10/11/10 21:33

    Genial capitulo y mejor análisis.
    Gracias por hacernos pasar tan buenos ratos.

    ResponderEliminar
  10. wOooow
    que buen capitulo aunque se me hizo muy rapido
    sin duda esta serie va para grandes cosas
    y exelente review !!

    ResponderEliminar
  11. Fenomenal capitulo.. Con muchas escenas que dan un ambiente tenso.. Wao, Acaso la AMC no deja de hacer series epicas?. Buen capitulo y Muy buen analisis.. Me gusta mucho el analisis porque yo no he leido el comic y que en estese remarcan las diferencias que hay en este con respecto a la serie.. Como siempre fenomenal.. Gracias.. Saludos..

    ResponderEliminar