The Walking Dead 1x01 - 'Days gone bye': Análisis


Al fin tenemos en nuestras pantallas el estreno oficial de "The Walking Dead", "Days gone bye". Como sabréis, hace casi un par de semanas, hubo una filtración del episodio a partir de un screener de los que la cadena envió a la prensa, y en ese momento hicimos su análisis. Ahora, con el episodio en buena calidad, echamos un vistazo a lo que hicimos en su momento, ampliándolo y añadiendo unas pocas cosas, y dejando, así, este análisis para los que veáis el episodio ahora, o para quienes lo hayáis visto de nuevo y aún queráis comentar. Pasad tras el salto, y comentad con nosotros lo que ha sido este capítulo, y sus variaciones respecto a la historia del cómic. AVISO: Si no habéis visto el piloto, no sigáis leyendo, porque este post recorre el episodio de principio a fin.




Empezamos fuerte. "The Walking Dead", en su primer corte, nos muestra toda una declaración de intenciones. No comienza del mismo modo que el cómic, con el famoso ttiroteo que es el comienzo a la historia, si no que nos muestra una especie de "flashforward", una escena del viaje de Rick hacia Atlanta que veremos cerca del final del episodio. Se trata de una dura e impactante escena donde el agente se detiene en busca de gasolina para su coche patrulla, acercándose a una gasolinera abandonada, y acaba abatiendo de un certero disparo entre ceja y ceja a una escalofriante niña zombie. Se nos ha dicho muchas veces durante todos estos meses que esta serie iría más allá de los típicos límites televisivos. Y uno de los "límites" más famosos para las producciones televisivas es "nada de matar a niños". Por eso, el hecho de que comience matando, por muy zombie que sea, a una niña de un modo tan brutal... habla por sí sólo sobre lo que nos espera. Esto no va a ser apto para gente muy impresionable.





Con esto, "The Walking Dead" nos dice, "Aquí estoy yo, y os váis a enterar". Desde el principio no esconde que va a ser dura de ver, y plagada de decisiones complicadas para los personajes. Y a nosotros nos va a encantar ver todo eso.



Ahora, echemos un vistazo a los títulos de crédito finales (que, en mi opinión, con este diseño tan apocalíptico, tan "muerto", no palidecen ante la genial creación del fan Daniel M. Kanemoto), y tras ello, sigamos con la serie.





The beginning of the end.



¿Cómo comenzó todo esto? ¿Qué provocó este apocalipsis zombie? Bien, eso es algo en lo que no se profundiza en esta historia. No lo sabemos... hay hipótesis, hay ideas... comentarios de algunos personajes, pero, en la tradición de las historias clásicas de zombies no hay una certeza. ¿Por qué? Porque "The Walking Dead" es la historia de unas personas que se ven empujadas al límite por una situación fuera de lo común. Y esa situación es el apocalipsis zombie. "The Walking Dead" no es una serie de misterio. No es una serie de conspiraciones gubernamentales y agentes biológicos que transforman a la gente en muertos vivientes. No es una serie de unos invasores alienígenas que lanzan un virus zombificante sobre la humanidad. No es una serie de demonios o rituales satánicos que hacen que los muertos se levanten sobre la tierra. No debemos ver "The Walking Dead" buscando respuestas. No es "The Event", no es "Fringe", no es "Supernatural". Debemos verla del mismo modo en que vemos, por ejemplo, "Breaking Bad" o "Dexter". No sabemos qué provocó el apocalipsis, y lo más seguro es que nunca lo sepamos. No importa cómo comenzó... lo que importa es sobrevivir, y cómo conseguirlo.



Y el superviviente principal es Rick Grimes, un agente de policía, al que conocemos junto a su compañero y amigo Shane Walsh. A diferencia del cómic (comprensiblemente, al tratarse de un medio más directo), la serie profundiza un poco en la relación de amistad entre ambos personajes, que nos permite ver al charlatán, mujeriego y aparentemente bastante machista Shane bromear sobre las mujeres y hacer reír al más serio y preocupado Rick. Pero tampoco parece muy dispuesto a reír sobre ese tema. ¿Qué es lo que le ocurre al agente? Problemas matrimoniales. Su esposa y él no atraviesan un buen momento, ya que ella le culpa por su aparente apatía y falta de comunicación, pero por más que intente cambiarlo, ella nunca está contenta. Justo cuando Rick termina de mostrar sus sentimientos, reciben un aviso por un grupo de fugitivos que han asesinado a un policía anteriormente. Parten rápidamente y preparan un bloqueo de carretera para detener el vehículo de los criminales. Junto a Rick y Shane se encuentra otro policía, Leon Basset, algo torpe, quien está ilusionado por aparecer en algún programa de persecuciones policiales. Rick, en su papel de jefe, pide al hombre que se centre y quite el seguro del arma.

Ahora sí, tras esa presentación de un par de personajes, y tras ver la comparación entre el Rick pre-apocalipsis y el post-apocalipsis, estamos al principio del cómic.

En ambos lo que ocurre es básicamente lo mismo, Rick recibe un disparo que acaba con él en el hospital, pero en la serie todo está a una mayor escala, más espectacular, más cinematográfico. Un gran dispositivo policial, una emocionante persecución, unos planos geniales, varios delincuentes, un intenso tiroteo, un criminal más de lo que pensaban, y, cuando Rick baja la guardia, un mismo resultado: Rick gravemente herido, perdiendo la consciencia y terminando en coma el hospital.


Días pasados.

En algún momento de semiconsciencia, Rick recibió la visita de Shane, quien le dejó un ramo de flores de parte de sus compañeros, desesperado. Ahora, por fin, abre los ojos para encontrarse con que dichas flores están viejas, marchitas... muertas. Pero no sólo son las flores... se trata del mundo entero, como pronto descubrirá.


En su cabeza apenas ha pasado un momento, como vemos cuando intenta bromear con Shane, pero realmente varios días se han ido ya. Un mes. Tras ese tiempo en coma, Rick se encuentra sólo y débil en un mundo destruido, donde el reloj detenido simboliza que el tiempo se ha parado. Sin comprender nada, débil, dolorido, entumecido y aturdido, vaga como puede por los destrozados pasillos del ¿desierto? hospital, buscando alguien, algo... buscando un poco de cordura en medio de toda esa locura.

Cada paso que Rick da le muestra algo más horrible, comenzando por un cadáver destrozado en mitad del pasillo, sangre a raudales, marcas de disparos... hasta llegar a una puerta con la inscripción "No abrir, muertos dentro", la cual se mueve por los golpes de alguien al otro lado.

Si bien el cómic está lleno de momentos icónicos y reconocibles que se han trasladado a la serie, ésta también parece capaz de crear sus propios momentos. Porque, tras ver las promos, pósters y demás, ¿quién no tiene en mente este "Don't open, dead inside" como un momento destacado?

                             

Si bien en el cómic Rick abre la puerta, encontrando a gran cantidad de zombies de los que consigue escapar a duras penas, aquí, débil y asustado, opta por la reacción más natural, la huida. Una huida que tampoco resultará agradable, ya que lo que le espera fuera del hospital no es mucho mejor. Tras acostumbrar sus ojos a la cegadora luz del abrasador sol de Georgia, Rick se encuentra con un panorama dantesco, que, de nuevo, supone un aumento de escala respecto al cómic:



Como Frank Darabont dijo en una entrevista, "En el cómic, Rick sale del hospital y se encuentra un coche accidentado y un cadáver. Nosotros hemos hecho algo... más grande". Y vaya si lo es. Decenas, quizá cientos de cadáveres, y la gran mayoría de ellos aparentemente tienen una herida de bala en la cabeza, por lo que parecen zombies que han sido eliminados. ¿Por quién? Unos pocos pasos más, y Rick se encuentra en mitad de un campamento militar destrozado y abandonado, probablemente quienes apilaron los cadáveres en el parking del hospital.

Pese a todos los desvíos que se toman respecto al cómic, hay un momento icónico y fundamental del primer tomo, que aquí se ha potenciado aún más si cabe. La "chica de la bicicleta", esa horrible visión, supone el momento en que Rick se derrumba, abrumado por encontrarse solo en un mundo muerto. En la serie, para hacerlo más importante, este es el primer encuentro de Rick, quien, recordemos, no tiene ni la menor idea de qué está pasando, cara a cara con uno de los zombies, su primer contacto con el horror.

                                     

Y, aunque en el cómic, el horror le vence en ese mismo momento, derrumbándose y estallando en llanto en la carretera, aquí consigue llegar a su casa, para encontrarla vacía. En ese momento, incapaz de soportarlo más, Rick se viene abajo, desesperado. "¿Esto es real...? ¿Estoy aquí de verdad?" se pregunta. "¡Despierta!", se grita, golpeándose, tocando el suelo a ver si es real. Pero no, Rick, no es una pesadilla.


Morgan y Duane Jones.

Desolado, Rick se sienta en el porche de su casa, aún ajeno a que se encuentra en un mundo dominado por los zombies, sin tener ni la menor idea de qué es lo que ocurre. Desprevenido y distraído por un zombie que se acerca bajando por la calle, es atacado.



Tras el primer contacto zombie, es hora del primer contacto humano, aunque no por mucho tiempo. Rick ahora está con Morgan Jones y su hijo, Duane, quienes, habiendo sobrevivido todo ese tiempo solos, se muestran desconfiados y agresivos.

¿Cuál es la razón por la que se muestran tan desconfiados de Rick? Sus vendajes. ¿Por qué? Porque pueden ocultar un mordisco de zombie. Si bien en el cómic no nos son revelados esos detalles del "funcionamiento" de los zombies (contagio, etc) hasta más adelante, aquí Morgan nos da algunos detalles, como que son atraídos por el ruido de las armas, y que los mordiscos provocan una fiebre mortal... hasta que luego regresa, en forma de zombie. Duane dice, apenado, que han visto eso ocurrir... ¿en quién?

El sorprendido Rick, quien ve que Morgan y Duane están viviendo en casa de sus vecinos, no da crédito a lo que está oyendo, y el saber que el mundo ahora está invadido por "caminantes" hambrientos no hace si no empeorar su preocupación sobre su familia. Pero la familia de Rick no es la única con problemas, ya que en ese momento, Duane ve un zombie que provoca el llanto en el pequeño: su madre, quien se convirtió en "caminante" ante sus ojos y los de su padre.

                           

Nos fijamos en que el zombie debe sentir una especie de familiaridad por el lugar, ya que se encamina a la puerta de su antigua casa, tratando de entrar. Según cuenta Morgan, la mujer murió en la casa tras ser mordida, pero él no tuvo el valor para acabar con el zombie de su esposa, la madre de su hijo. Resulta admirable que Morgan, tras todo lo horrible que han tenido que pasar ambos, se mantenga como un buen padre que trata de educar a su hijo del mejor modo posible, corrigiéndole el lenguaje, los modales y demás, a la vez que tiene que contenerle con el dolor que siente por el destino de su madre.

Al día siguiente, tras dar a Rick unas clases de "eliminación de zombies", diciéndole que debe destrozarlos la cabeza, porque es lo que los mantiene vivos, Rick descarga toda su ira contra uno de los zombies.


Al ver que Rick mantiene la esperanza de encontrar a su familia, Morgan le habla de que los militares convocaron a la gente para que fuese a Atlanta, donde hay una zona militar segura y, más importante, un centro de control de enfermedades, algo de lo que nunca se habla en el cómic, y que da la sensación de que tendrá importancia en un futuro. Esa información anima a Rick a emprender el viaje hacia la ciudad, para lo cual necesita suministros, armas y un vehículo. Dado que tiene la llave de la comisaría, sin duda ese es el lugar al que ir.

Duane y Morgan, al poder tomar algo tan cotidiano como una ducha caliente, experimentan un instante de felicidad, el cuál no dura demasiado, cuando regresan a la realidad. Tras conseguir todo lo necesario, Rick ofrece a ambos que le acompañen... pero Morgan decide quedarse unos días más para prepararse para el viaje. En ese momento aparece el zombie de Leon Basset, el policía al que vimos al principio del episodio, y Rick decide, piadosamente, poner fin a su sufrimiento. Rick ya es consciente de la situación a la que se enfrenta, y sabe que no debe tener escrúpulos si quiere sobrevivir, ni siquiera debe vacilar ante conocidos. ¿Ante seres queridos? Esperemos que no deba enfrentarse a algo así como lo que tienen que afrontar los pobres Morgan y Duane.


Tras separar sus caminos, es hora de volver a casa para Morgan y Duane. Y es hora de que Morgan se enfrente a sus demonios, en una trama nueva respecto al cómic, que resulta increíblemente atractiva y emotiva. En un montaje con una suave música obra de Bear McCreary vemos como, tras contemplar con tristeza unas fotos de su esposa, Morgan se asoma a la ventana tras advertir a Duane que no se acerque, y con la ayuda de un rifle con mira, comienza a eliminar zombies, esperando a la llegada del de su esposa, pero siendo incapaz de apretar el gatillo.


Quizá Morgan aún no está preparado para seguir adelante, y no tiene aquello que tiene Rick y que se necesita para sobrevivir en este nuevo y horrible mundo. No está dispuesto a rebasar los límites, a olvidar por un instante su humanidad, a hacer algo que puede parecer terrible, por más buena que sea la causa.

Camino a Atlanta.

Mientras Morgan lucha contra el dolor, Rick se enfrenta a su vez a su propio dolor, aunque no es comparable, pero nos sirve para ver que ahora es otro Rick, diferente al que despertó en el hospital. Tras acabar con la miseria de su compañero Leon Basset, en un piadoso arrebato, regresa al lugar donde encontró la bicicleta, en busca de la chica horriblemente mutilada, el primer zombie que vio, para terminar con su sufrimiento, reflejando otra reconocible escena del cómic.

De camino a Atlanta, Rick trata de establecer contacto por radio, sin éxito. La llamada es recibida por un grupo de supervivientes, entre quienes están su esposa e hijo, pero no consiguen comunicarse con él, ya que tienen la intención de advertirle que no entre a la ciudad... porque algo muy peligroso espera en ella. Todo esto provoca una discusión entre Shane y Lori, ya que él parce el líder del campamento, y ella no está de acuerdo con el modo que él tiene de hacer las cosas. Lori, al igual que en el cómic, parece no darse cuenta de la situación en la que están, y sugiere algunas cosas peligrosas. Finalmente, Shane le hace ver que  no puede arriesgar de ese modo a su hijo, y la situación se resuelve de un modo que a Rick no le gustaría nada.

                                 

Mientras, en esta trama también trasladada del cómic, la esposa y el mejor amigo de Rick le traicionan, dándole por muerto, él comienza a encontrarse algunos inconvenientes de la destrucción de la civilización, como por ejemplo la falta de combustible. En este momento encajaríamos la escena de la niña zombie de la gasolinera que vimos al principio, para que a continuación Rick se acerque a una granja en busca de combustible, encontrando los cadáveres de dos personas que decidieron poner fin a sus vidas, dejando el mensaje "Que Dios nos perdone", poniendo fin al horror de vivir en un mundo como ese. Esta horrenda estampa es una versión de otra famosa escena del cómic, en la que Rick encuentra los cadáveres de toda una familia. En el cómic aparecen los cadáveres de unos niños, así que en ese sentido se ha suavizado, pero el "God forgive us" es un añadido respecto al cómic que aparentemente es bastante polémico (se tuvo que cambiar por "Please forgive us" para la muestra de una reproducción de esta escena en el stand de la serie en la Comic-Con de San Diego)

Desesperado por no encontrar combustible para su viaje, Rick se ve obligado a recurrir a métodos más antiguos, por lo que continúa su viaje a lomos de un caballo, al más puro estilo americano del cowboy solitario, esperanzado por encontrarse cada vez más cerca de Atlanta, y por tanto, según cree él, de su familia y de un lugar seguro. Un detalle destacable es que, en este momento en el cómic, Rick encontraba un hacha que sería compañera de viaje durante una buena parte de la historia. En el caso de la serie, no es así.

Pero, nada más lejos de la realidad. Atlanta no es segura. El que la  devastada ciudad parezca completamente desierta salvo por un par de caminantes, y la visión de un helicóptero, le hacen olvidar toda precaución, y acaba rodeado por una horda de zombies, los cuales despedazan al caballo, y están a punto de hacer lo mismo con él. En este punto termina la similitud del episodio con el cómic.

Rick se esconde debajo de un tanque, y cuando se ve rodeado y se dispone a acabar con su vida, ve una salida, una escotilla. Escapa por los pelos, quedando encerrado dentro del tanque, que está cubierto de zombies. Rick no ve salida posible, ha perdido todas sus armas afuera durante la huída, y de nuevo se plantea ponerse la pistola en la sien, pero entonces una voz en la radio del tanque le saluda "Hey, tú, capullo". Queda una esperanza, pese a lo espeluznante de la situación.



¿Quién es el dueño de esa voz? Si has leído el cómic tendrás tus sospechas. ¿Cómo saldrá Rick de ésta, un hombre contra cientos de zombies? Eso es algo para lo que deberemos esperar hasta el 7 de Noviembre, mientras el episodio dice adiós al ritmo de "Space Junk" de Wang Chung.


Opinión.

Impresionante. Sencillamente, eso es lo que me ha parecido. "The Walking Dead" es lo que nos prometieron, una adaptación sobresaliente de la historia del cómic, con algunos añadidos sorpresa que añaden riqueza al conjunto. Algunas escenas han adquirido un toque más cinematográfico, más espectacular, como el tiroteo del principio, como la salida del hospital de Rick, o el final del episodio. Estos cambios suman al entretenimiento.

El desarrollo de nuevas tramas, como ha sido la de Morgan y el zombie de su esposa, es algo de agradecer, ya que suma nuevos matices a los personajes, y se disfruta de ello. Pero, lo más importante de todo, es que estas adiciones resultan naturales dentro de la historia. Cuando vemos algunos cambios, como que Rick se venga abajo tras ver que su familia no está, en lugar de hacerlo un poco antes, o cuando le vemos intentar contactar por radio, son cosas que tienen todo el sentido del mundo, y que nos hacen pensar que para nada habrían desentonado en el cómic, y que incluso podrían haber sido más adecuadas.

En cuanto a las adaptaciones directas, el trabajo es impresionante. El cómic cobra vida en muchos momentos, mostrándonos esas recreaciones de escenas icónicas, con personajes, diálogos y localizaciones muy conseguidas.

El trabajo técnico es impecable. Se nota la mano maestra de Frank Darabont en algunos planos impresionantes y otros inusuales, como el que vemos con la mira del rifle, o el disparo a Leon Bassett. La fotografía, como viene siendo regla para las series de AMC, es igual de impresionante, algunas localizaciones hermosas, y todo tiene un ligero tono apagado (salvo por la escena pre-apocalíptica) que nos da esa sensación de mundo muerto, vacío, quieto.

El sonido también ayuda con eso, gran parte del episodio transcurre en pasajes silenciosos, en los que toda la atención se muestra en los movimientos de Rick en pantalla. Esas tomas dan una sensación de vacío, pero también de angustia y de peligro. Las partes musicadas por Bear McCreary no son muchas en este episodio, pero el trabajo es efectivo y brillante, especialmente en el emotivo montaje que intercala la escena de Rick disparando a la chica de la bicicleta y a Morgan intentando acabar con el zombie de su esposa. Toda la atmósfera de la serie da una sensación de "puede pasar cualquier cosa", que es uno de los rasgos identificativos del comic.

El trabajo de maquillaje, como queda claro a simple vista, es increíble, y el trabajo de los actores, inmejorable, tanto de los extras como del resto, destacando especialmente el de Andrew Lincoln (Rick), Lennie James (Morgan) y la sorpresa que supone el joven Adrian Kali Turner (Duane), quienes dejan algunas escenas de factura impecable. Al resto del reparto principal apenas los hemos visto en este episodio, pero no dudamos que nos regalarán unas buenas interpretaciones en los capítulos posteriores.

¿Y en cuando a la violencia y los límites? Algunas escenas se han agrandado, haciéndolas más duras aún, y el añadido de otras situaciones, como la niña zombie, refuerzan este aspecto. Pero, los que hemos leído el cómic sabemos que hay situaciones mucho más fuertes. Por ahora no se han cortado, pero... ¿qué harán con esas partes bestias? Eso está por ver. Algunas de ellas no tardarán, para otras habrá que esperar a futuras temporadas.

En definitiva, "The Walking Dead" es algo que nos enamora con sólo un episodio (si no lo había hecho ya antes de empezar, con la simple idea y sus espectaculares promos). Nos prometió algo, y lo ha cumplido con creces, siendo lo que esperábamos. No ha vendido humo ni promesas, todo lo que dijeron que veríamos... lo estamos viendo, al menos en esta presentación. Ahora toca esperar para ver cómo continúa esta adaptación, pero, con este comienzo tan fuerte, tiene ganada nuestra confianza.


En caso de tomar nuestro análisis, por favor, enlázanos aunque sea por el trabajo que nos ha supuesto hacerlo. Gracias.

COMPÁRTELO

Sobre los comentarios:
El equipo de Llegaron Para Quedarse se reserva el derecho de eliminar todo comentario que contenga:
- Agravios hacia comentaristas y/o responsables de la página.
- Links externos sin autorización.
- Cualquier contenido que pueda considerarse inapropiado.

25 comentarios :

  1. estoy deacuerdo contigo en todo,el piloto ha sido BESTIAL, me recuerda mucho a soy leyenda de will smith, a mi todos estos temas en plan estoy solo y esta to petao de zombis me apasionan,jajaa.

    ahora en serio,muy buen analisis y pedazo de episodio;)

    ResponderEliminar
  2. No pude esperar y ya lo ví.
    Gran análisis y lo que hecho en falta es saber más, más de lo que ha sucedido. Lástima que no haya más diálogos, pero es lo que hay en un mundo de zombis donde silencio puede salvar tu vida.
    Me gustó mucho!!
    Para cuando el próximo?

    ResponderEliminar
  3. alguien puede ser tan amable y decirme donde puedo ver el capitulo??
    gracias!!

    ResponderEliminar
  4. Gracias, Anónimo 1 :)

    Anónimo 2, gracias a ti también, el 1x02 se emite el 7 de Noviembre, toca esperar :(

    Anónimo 3, puedes descargar aquí y verlo online aquí

    ResponderEliminar
  5. UFFFFF!!!
    Vaya capitulo
    Vaya analisis
    promete esta serie ojala y no defraude

    Pobre caballo jaja

    ResponderEliminar
  6. Sergio Bagwell22/10/10 13:37

    ¡Perfecto! Que genialidad de análisis y de capítulo.

    Esto es lo que esperaba de la serie. Ni más ni menos. Ojalá los siguientes sean aún mejores!!

    ResponderEliminar
  7. Muy buen análisis.A mí las diferencias con el cómic, mientras sigan en esta línea, no me molestan y me parece que le daa aún más empaque a la serie.

    A mí me pareció simplemente fantástico este primer capítulo y estoy deseando ver cómo afrontan el resto.

    Creo que Lincoln puede ser un gran Rick Grimes, sobre todo a partir de que ¡¡¡SPOILER!!! llegan a la cárcel.

    En cuanto al personaje de Morgan creo que nos va a venir bien saber algo más de él ya que espero que ¡¡¡SPOILER!!! tenga más adelante un papel más importante. Este actor ya me gustó mucho en Jericho y aquí puede hacer un papel muy parecido.

    ResponderEliminar
  8. Anónimo1/11/10 3:27

    Genial, simplemente genial. Me encanta el detalle de que los pequeños cambios con respecto al comic sean en realidad para añadir dramatismo a la situacion de los personajes(el exteriror del hospital sembrado de cadaveres o la historia de Morgan y Duane añadiendo a la madre) ademas de reflejar la crudeza de esta desde el mismo comienzo.Tambien me encanta el actor que interpreta a Rick,no el tipico poli duro, sino que hace lo que debe para sobrevivir.Creo que no solo refleja la angustia y la soledad del comic sino que es capaz de superarla en muchos momentos.Espero que siga asi en el resto de capitulos.Yo me fio de Darabont,¿Y vosotros?

    ResponderEliminar
  9. Impresionanteeeeeeeeeeeeeeee episodio piloto! Estoy encantadísimo con el estreno de esta serie! Mañana con más tiempo me leo vuestro análisis!! Un saludo! ;)

    ResponderEliminar
  10. He de reconocer que no he leído el comic, pero este episodio me ha encantado. Otras series podrían aprender de esta adaptación. La introducción de personajes y situaciones es buena y que decir de los zombies y efectos especiales. En palabras simples, espectacular ;D

    ResponderEliminar
  11. Espectacular episodio y grandioso análisis. Que decir que no hayas comentado tu ya... pues nada, solo mis impresiones personales y es que me ha encantado, estamos ante uno de los mejores episodios piloto de la época. Darabont ha dejado su toque con maestria. Deseoso de ver más capítulos me hayo, pero de momento tengo que darle un 10 sobre 10.

    Muy, muy grande!!!!

    ResponderEliminar
  12. Me encanto donde puedo descargar el comic

    ResponderEliminar
  13. Ahora sí me he leído la review! Muy detallada y constratada con el comic, lo cual para quienes no lo hemos leído nos viene genial. Enhorabuena como siempre :)

    ResponderEliminar
  14. Primer capitulo impresionante!!
    Y con muchísimas ganas de ver como sigue el segundo.. creo que no ojearé los comics para así tener la intriga siempre en marcha.

    ResponderEliminar
  15. Anónimo3/11/10 2:43

    Genial la serie, y muy bueno el comentario.
    El comienzo de la serie, me recordó al de "28 days later"...no sé si a alguien más le pasó.

    ResponderEliminar
  16. Anónimo3/11/10 9:43

    Para comenzar quiero contarles que espere mucho esta serie,... tanto que la bajé de internet unos días antes del estreno mundial.. jaja..
    La verdad que me dejo boqui-abierto, no puedo creer la envergadura que tiene esta obra de arte, todos los detalles son concretos y precisos, la actuación del que interpreta a Rick, es increíble...
    Me considero un gran fanático y espero que... (como lo presiento) se explayen mucho más allá del comic y tengan ideas que nos dejen sedientos por más.

    Saludos!
    Javier Martín Pistoni
    Desde Argentina.

    ResponderEliminar
  17. SPOILER

    yo que ley el comic espero mas, sobre todo quiero ver a Rick con el acha!!! despedasando zombis!!!
    Y claro ya quiero ver a Dale y a Rick "corretiando" por la ciudad llena de zombis y con sus ropas manchadas de "Guts"

    SPOILER

    ResponderEliminar
  18. Se sabe las fechas de los siguientes capítulos?

    ResponderEliminar
  19. Muchas gracias a todos por comentar!!

    Trebor, Neferett, qué bueno leeros otra vez jajaja

    Al último anónimo, habrá episodios los 5 próximos domingos (y los lunes en FOX latino) ya que la temporada sólo tendrá 6 capítulos.

    ResponderEliminar
  20. David L.H.3/11/10 19:53

    Fantástico análisis. Habéis hecho un grandísimo trabajo.

    Y en cuanto al capítulo... qué decir... impresionante, brutal, genial. Me quedo sin adjetivos. Yo no he leído el cómic, pero la verdad es que me ha encantado. Ha sido exactamente lo que nos habían vendido.

    Esta serie puede llegar a ser mítica.

    ResponderEliminar
  21. gaenial , un cambio en las historias de zombis

    ResponderEliminar
  22. trent_2v5/11/10 3:33

    Simplemete fenomenal episodio.. y genial analisis.. no quea nada mas q agregar..

    ResponderEliminar
  23. Anónimo5/11/10 6:07

    Esta genial..... me vi el capitulo filtrado, y por supuesto para que valga la pena hay que verla en TELE, e slo que les da mas presupuesto, hay que verla!!!!!!!!!!!! esta ufffffffffffff me decpecione de RESIDENT Y OTRAS COMO EL AMANECER D ELOS MUERTOS, se alejan mucho de las caracteristicas de este genero, pero THE WALKING DEAD PROMETE MUCHO, YA LA VEO EN CINE. SI SEÑOR!!!


    APROPOSITO, GRAN ANALISIS, TE PASATE!

    ResponderEliminar
  24. "no es una historia de zomis es una historia de personajes" sin duda es lo que hace de esta serie tan atractiva, la supervivencia y todo eso... no importa como se genero el virus, o quien o que lo genero... ES UNA HISTORIA DE PERSONAJES!!!

    ResponderEliminar
  25. ES IMPRESIONANTE EL PRIMER CAPITULO ES MAS FINO QUE EL CÓMIC DE SI NOMBRE, LA QUE MAS ME GUSTO FU CUANDO RICK ES CON EL PURA SANGRE EN LA CIUDAD ,PERO NO SE QUE PASA CON LA MOCHILA DE ARMAS ¿SE DESAPARECE O NO? SIGAN ASÍ ESPERAMOS SU BUEN TRABA EXCELENTE

    ResponderEliminar